PIERDE LA PAZ: PERDEMOS TODOS.

Congreso niega paso a las circunscripciones especiales para la paz acordadas en La Habana.

El día de hoy, 06 de diciembre de 2017, quedará registrado en la historia de Colombia como aquel en el que se negó uno de los pilares en lo que yace la construcción de la paz: Las circunscripciones especiales para la paz, 16 curules destinadas para la población víctima del conflicto armado en los territorios más abatidos por la violencia.

Extracto de la declaración de la Presidencia del Senado en relación a la solicitud de aprobación del proyecto de AL por medio del cual se buscaba crear las Circunscripciones Especiales de Paz.  Fuente: Contagio Radio.

Extracto de la declaración de la Presidencia del Senado en relación a la solicitud de aprobación del proyecto de AL por medio del cual se buscaba crear las Circunscripciones Especiales de Paz. Fuente: Contagio Radio.

A raíz de las votaciones del pasado 30 de noviembre, surgió un debate intenso entorno a la aprobación de las circunscripciones especiales para la paz, el cual quedó pendiente de resolverse por decisión del Presidente del Senado, Efraín Cepeda, -lo que había sido considerado por muchos como una mayoría absoluta de los integrantes del Senado y el triunfo de las circunscripciones especiales para la paz, había sido sometido a discusión (véase, https://goo.gl/bg6vS4)-. El problema que se planteó fue, sí las votaciones obtenidas (50 votos a favor frente 7 votaciones en contra), representaban la mayoría absoluta requerida para la aprobación del acto legislativo en cuestión. A saber, importa anotar que una votación con mayoría absoluta es aquella que obtiene a su favor los votos de la mayoría de las y los miembros integrantes del Senado, frente a lo cual, teniendo en cuento 3 senadores se encuentran actualmente suspendidos del cargo y privados de la libertad, dicho cuerpo colegiado hoy por hoy se encuentra integrado por 99 Senadores, muy a pesar de que virtualmente esté representado por 102 curules. Sin embargo, Efraín Cepeda, Presidente del Senado manifestó lo contrario en un acto que representa un claro retroceso en la construcción de la paz, hecho que Corporación Caribe Afirmativo lamenta y reprocha.

Las Circunscripciones Especiales para la Paz son un espacio diseñado para la participación política de las víctimas de las zonas más afectadas por el conflicto armado, un conflicto que se caracterizó por una violencia recrudecida en lugares donde hacía menor presencia las autoridades del Estado, que condujeron a su uso militar estratégico causando masacres y múltiples violaciones de derechos humanos. Así, la memoria histórica hacía necesaria reivindicar a las víctimas, y su ausencia de participación política, abriéndole paso en el Congreso de la Republica, dándole voz a aquellas personas silenciadas por la violencia: Las armas y la indiferencia.

Hoy se lamenta este fuerte retroceso en la construcción de la paz, que muchos y muchas senadores y servidores públicos, han excusado en el falso temor de que las curules habilitadas para las víctimas pudieran ser manipuladas por las FARC, o por grupos armados ilegales. Esto a pesar de la prohibición de que sea integrada por integrantes del movimiento político FARC -o cualquier partido político-, de las garantías de transparencia electoral y de los requisitos establecidos para que la destinación de dichas curules fortalezcan la participación política de las víctimas; a lo que vale más bien contrastar los muchos escándalos al interior de partidos políticos dominantes, y la hipocresía de varias personalidades que se han destacado por su ausentismo frente a la paz, eludiendo sus deberes como servidores públicos sin dar excusa a las necesidades de seguir construyendo bases para una paz estable y duradera.

Corporación Caribe Afirmativo se opone y expresa su disgusto frente al no reconocimiento de la expresión de la mayoría absoluta que se manifestó a favor del Acto Legislativo para las circunscripciones especiales para la paz; pero también, hacia aquellos que sin enriquecer debate político alguno, hacen trampa a la paz.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*