Caribe Afirmativo capacita a líderes y funcionarios de varios municipios de Córdoba y Antioquia

La Corporación Caribe Afirmativo, con apoyo del Programa de Derechos Humanos de USAID, ha venido implementando diversas actividades de formación y de asesorías jurídicas a líderes, lideresas y colectivos LGBTI, y otros movimientos de distintos grupos poblacionales (afros, indígenas, feministas, etc.), y funcionarios de Segovia, Caucasia, Puerto Libertador, Montelíbano, Tierralta y Montería. Estos procesos se enmarcan en el proyecto ‘Construyendo una sociedad garante de los derechos para personas LGBTI’.

Dicho lo anterior, desde el mes de marzo a la fecha se han realizado varias visitas para convocar a los habitantes de cada una de estas regiones, y coordinar jornadas de formación a funcionarios (99) y sociedad civil (181 personas). En el último periodo de formación, que se organizó del 10 al 22 de julio, se recorrió los municipios formando en mecanismos de protección frente a la violación de derechos humanos. Se trataron temas como la tutela, el habeas corpus, el uso de la denuncia penal y medidas cautelares, etc., para promover su uso en un contexto, no de desconfianza, pero sí de lucha y conquista de los derechos humanos.

Concretamente, en el Bajo Cauca Antioqueño, los municipios de Segovia y Caucasia, se han formado exitosamente a 91 líderes y lideresas de la sociedad civil; y 33 integrantes del funcionariado público de distintas alcaldías. De estas actividades, destaca las acciones a desarrollar en Segovia por construir una política afrocolombiana inclusiva que tenga un componente diferencial LGBTI. Al mismo tiempo, se suman esfuerzos por presionar la construcción de la ‘Casa de la Cultura’, y de constituir al menos un colectivo de personas como organización veedora y defensora de derechos humanos. En Caucasia, de igual manera se quiere con motivo de las visitas realizadas, dejar constituidas nuevos colectivos defensores de derechos humanos LGBTI. En total, en ambos municipios la Corporación Caribe Afirmativo ha logrado brindar nueve asesorías sobre violaciones de derechos humanos. En estos territorios, pero especialmente Caucasia, se sigue hablando sobre la presencia de grupos armados ilegales, y se observa un número importante de personas afectadas por el conflicto armado teniendo en cuenta que muchas de las asesorías tienen que ver con actuaciones ante la Unidad de Víctimas para la Reparación Integral de las Víctimas.

Por otra parte, en Córdoba, los municipios de Puerto Liberto Libertador, Montelíbano, Tierralta y Montería, los procesos de formación han contado con la participación de 90 personas, y 76 funcionarios públicos. En estos territorios vale resaltar los esfuerzos de dos colectivos de personas LGBTI por constituirse como organización en Puerto Libertador y Montelíbano, pero en contraste, destaca un crítico panorama de violación de derechos humanos. Caribe Afirmativo constató que hay un escaso apoyo institucional para el ejercicio de los derechos. En Montería, se conoció casos de amenazas, hostigamiento y violación contra persona LGBTI, y de violación al acceso a la salud; en Montelíbano, igualmente se tuvo conocimiento de delitos contra personas LGBTI (amenazas y hostigamiento), uno de ellos presentó la situación donde las autoridades omitieron su deber de intervenir frente a hostigamientos ocurridos en la puerta de la casa de la víctima.

Por otro lado, en Puerto Libertador la mayoría de las personas LGBTI les da miedo reconocer que tienen una orientación sexual e identidad de género diversa, pues temen de ser atacados, incluso asesinados. Esto mismo pasa en Tierralta, aunque en este último municipio lo más preocupante es el peligro latente por presencia y control de grupos armados ilegales en el municipio acorde con la Defensoría del Pueblo. En Tierralta las condiciones son tales que ninguna persona acepta un auto-reconocimiento como LGBTI, del mismo modo pocas hablan sobre las condiciones de violencia en el municipio y su vida cotidiana, la Defensoría del Pueblo estima que hay una gran desconfianza de la comunidad hacia las instituciones fundadas en muchos eventos de corrupción, como el caso de la Fiscalía cuyo funcionariado se investiga por disuadir y obstaculizar las denuncias penales de la ciudadanía en contra de miembros de bandas criminales. La Corporación Caribe Afirmativo, por el momento se encuentra analizando rutas de intervención para la situación concreta de Tierralta.

Dada las condiciones, el mensaje de las jornadas de formación impartidas por el equipo de Caribe Afirmativo fue, contrario a la crítica del Estado y del funcionariado público, de luchar por la conquista y respeto de los derechos humanos a través del uso de los mecanismos jurídicos de protección. Precisamente se invitó a comprender los derechos humanos, desde la historia, de todo lo que se ha luchado hasta el presente por el reconocimiento y la eficacia de los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*