Grupos armados ilegales desplazaron a personas LGBTI por pura discriminación

Fotografía que hace parte de la exposición ‘Esta guerra nos ha impedido amar (nos)’ del Centro Nacional de Memoria Histórica.

Caribe Afirmativo en el Día Internacional de los Refugiados hace un llamado al Estado colombiano para que se atiendan a personas  desplazadas por su orientación  sexual e  identidad de  género.

***

Según la Unidad de Víctimas, el desplazamiento forzado, las amenazas, la violencia sexual y los homicidios son las conductas delictivas más frecuentes hacia las personas LGBT en el marco del conflicto armado.  Caribe Afirmativo ha determinado que el desplazamiento   forzado hacia esta población es selectivo y sistemático; ya que, en la mayoría de los casos, está dirigido a líderes o lideresas LGBT por su alto nivel de visibilidad y   ha estado casi siempre antecedido de panfletos amenazantes o amenazas directas, relacionadas con su visibilidad o activismo social.

En el marco del conflicto armado interno, millones de colombianos y colombianas se vieron obligados a abandonar sus hogares para escapar de la violencia y tratar de proteger sus vidas. De acuerdo al Registro Único de Víctimas, 7.175.181 personas habían sido desplazadas al 1 de mayo de 2017. De este amplio grupo de ciudadanos y ciudadanas, un total de 1.788 personas se reconocieron ante la Unidad de Víctimas como LGBTI. El 30% de las personas que se reconocieron como LGBTI y se registraron como desplazadas fueron expulsadas de la Región Caribe.

Es necesario reconocer que el desplazamiento forzado de las personas LGBTI presenta algunas diferencias importantes respecto al desplazamiento de la población en general. Si bien en cualquier caso el desplazamiento constituye una violación a los derechos humanos y todas las víctimas de este hecho tienen derecho a la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición, vale la pena precisar que en el caso de las personas LGBTI el desplazamiento obedeció a móviles de intolerancia y discriminación por parte de los grupos armados ilegales.

Estos grupos, cuyo accionar ha estado fuertemente marcado por prejuicios y estigmas sobre la diversidad de orientación sexual e identidad de género, implementaron formas diferenciadas de violencia contra las personas LGBTI con el fin de eliminar dicha diversidad. En ese sentido, el desplazamiento forzado les permitió erradicar la presencia de las personas LGBTI de los territorios en los cuales ejercían control. Las personas LGBTI no fueron expulsadas de sus hogares y de sus tierras por sus pertenencias económicas, por sus opiniones o afiliaciones políticas, o por ser “simpatizantes” o “colaboradores” de otros grupos armados; fueron expulsados en razón de lo que eran.

El siguiente gráfico permite observar las cifras de desplazamiento forzado de personas LGBTI en la región Caribe. Departamentos como Bolívar o Córdoba presentan las cifras más altas.

Hoy, en conmemoración del Día Mundial del Refugiado, Caribe Afirmativo espera que el proceso de implementación del Acuerdo de Paz ofrezca a las víctimas de desplazamiento del país una oportunidad para la reparación efectiva de sus derechos, y que se construya una cultura de paz que permita erradicar los prejuicios contra la diversidad de orientación sexual e identidad de género y las prácticas discriminatorias contra las personas LGBTI. Sólo de esa manera será posible avanzar hacia una paz estable y duradera, en la que todos y todas podamos ejercer ciudadanía plena en igualdad de condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*