ONU revela informe sobre violencia contra personas LGBT

Dale clic a esta imagen para ver el informe de la ONU sobre violencia contra personas LGBT en el mundo.

El experto independiente de las Naciones Unidas sobre orientación sexual e identidad de género, Vitito Muntarbhorn, presentó un informe sobre violencia y discriminación a esta población.

***

El Tailandés  Vitito Muntarbhorn,  quien desde noviembre  pasado asumió el cargo de  relator independiente  para  asuntos de diversidad sexual e  identidades de  género de Naciones Unidas;  con el propósito de ser el responsable de motivar a los Estados miembros a  garantizar derechos y  protección de las personas  LGBT y  también advertir sobre  riesgos de violencia  y discriminación por  motivos de la orientación sexual  y las identidades de género en  el mundo, presenta al Consejo de  Derechos  Humanos de  Naciones Unidas, su  primer informe  llamado: ‘Diversidad en la humanidad, humanidad en la diversidad’.

En este su primer informe, el Relator no solo confirma la urgencia de su mandato, ya que logra develar múltiples situaciones de violencia y la emergencia en algunos países donde la vida de las personas LGBT corre un altísimo peligro. Además logra ubicar como: “el fenómeno de la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género es tanto local como mundial, y requiere la adopción de contramedidas sólidas en los planos nacional e internacional para promover el respeto de la diversidad sexual y de género en el marco del derecho internacional de los derechos humanos”.

“… El informe ofrece la posibilidad de evaluar el enfoque y la metodología del Experto Independiente. Contiene reflexiones esenciales en respuesta al mandato, en particular sobre el panorama de la situación, y abarca la aplicación de los instrumentos internacionales, así como la identificación de las buenas prácticas y las deficiencias; la concienciación acerca de la cuestión de la violencia y la discriminación, y la vinculación con las causas fundamentales; el diálogo, la consulta y la cooperación con los Estados y otras partes interesadas; la identificación de formas múltiples, interrelacionadas y agravadas de violencia y discriminación, así como el apoyo a la cooperación internacional y los servicios conexos para respaldar las iniciativas nacionales. Se presta atención específica a diversas cuestiones fundamentales con miras a ayudar a prevenir y superar los elementos negativos que fomentan la violencia y la discriminación, que se abordarán con mayor detalle en futuros informes, a saber, la despenalización de las relaciones consentidas entre personas del mismo sexo; las medidas específicas de lucha contra la discriminación; el reconocimiento jurídico de la identidad de género”.

Termina el informe, presentando una serie de recomendaciones a los Estados miembros llamando la atención y la urgencia de acciones políticas, legislativas y   sociales que erradiquen la discriminación y la violencia y garanticen una vida digna a las personas LGBT llegando de humanidad sus vidas, facilitando los canales para que la humanidad descubra su diversidad.

La presencia del  relator,  fue el resultado de un ejercicio  histórico  de reconocimiento de derechos  a las personas LGBT por parte de la ONU, que  inició con  declaraciones,  luego con convenciones y finalmente  con esta figura independiente de  relator, ejercicio en el que  fue clave, presión de la sociedad civil, particularmente de las organizaciones  con estatus consultivo ante  Naciones  Unidas, acompañada por  ejercicios también al interior de los  países, como  fue el caso de  Caribe  Afirmativo, que por el llamamiento de  ILGA y de  OUTRIGHT,  hizo parte de una  estrategia regional para  acompañar la solicitud y  rodear a los Estados que  presentaron dicha propuesta  en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en el mes de junio pasado.

En la Asamblea General de Ginebra, bajo la conducción de México que terminó con 23 votos a favor, 18 en contra y 6 abstenciones; distribuidos así: De los 47 Estados que componen el Consejo, 8 son de Latinoamérica y el Caribe. Todos ellos votaron a favor (Bolivia, Cuba, Ecuador, El Salvador, México, Panamá, Paraguay y Venezuela). En el mismo sentido actuaron los países europeos y sus aliados (Albania, Bélgica, Francia, Georgia, Alemania, Holanda, Letonia, Portugal, Eslovenia, Suiza, Macedonia, Reino Unido, Corea del Sur, Vietnam y Mongolia). Se abstuvieron Botsuana, Ghana, India, Namibia, Filipinas y Sudáfrica. Votaron en contra países africanos, asiáticos y del este de Europa: Argelia, Bangladesh, Burundi, China, Congo, Costa de Marfil, Etiopía, Indonesia, Kenia, Kirguistán, Maldivas, Marruecos, Nigeria, Qatar, Rusia, Arabia Saudita, Togo y Emiratos Árabes Unidos.

Su mandato fue ratificado por La Plenaria de la Asamblea General el 19 de diciembre anterior en Nueva York, rechazando con 84 votos en contra, 70 a favor y 16 abstenciones, la propuesta presentada por el Grupo Regional de Países Africanos para impedir la puesta en marcha del mandato del experto independiente en materia de las personas LGBT.

En su mandato que tiene  una  duración de tres años; deben entre otras cosas: a)evaluar la aplicación de los instrumentos internacionales vigentes en materia de discriminación por motivos de orientación sexual; b) identificar las mejores prácticas o las deficiencias que pueda haber; c) contribuir a concientizar a la población acerca de la violencia y la discriminación contra personas por motivos de identidad de género y determinar y abordar las causas fundamentales de esas conductas violatorias de los derechos humanos de la población LGBTI; d) entablar un diálogo con los Estados, organismos internacionales pertinentes, organizaciones de la sociedad civil, instituciones nacionales de derechos humanos y foros académicos para promover la aplicación de medidas que contribuyan a la protección de todas las personas que sean víctimas de la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género y  e) organizar, facilitar y apoyar la prestación de servicios de asesoramiento, asistencia técnica, fomento de la capacidad y cooperación internacional que sostengan las iniciativas nacionales de lucha contra la violencia y la discriminación de las personas LGBTI.

Caribe Afirmativo agradece al relator y su equipo de trabajo este maravilloso instrumento y asume el compromiso de hacer seguimiento al recibo que el Estado Colombiano haga a este para aplicarlo en sus políticas públicas, acciones afirmativas y ejercicios legales y judiciales en orden a garantizar la vida digna de las personas LGBT en medio de la implementación de la paz que exige como garantía básica condiciones de igualdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*