¿La paz está en peligro?

Después del llamado ‘golpe’ de la Corte al fast track, muchas voces temen por los riesgos que esto conlleva a la implementación del acuerdo de paz.

***

Desde el miércoles la frase ‘fast track’ ha estado en los titulares de todos los noticieros, por una decisión de la Corte Constitucional en la que se tumbaron los literales H y J del acto legislativo que avaló la puesta en marcha del fast track. Para entender que está pasando y cuáles son los riesgos que corre el proceso de paz, Caribe Afirmativo le explica en detalle de qué se trata todo esto.

¿Qué es el fast-track?

El fast track es un mecanismo que garantiza la aprobación de leyes en tiempos mucho más cortos. En el caso colombiano, se utilizará para aprobar de manera rápida todas las leyes que garantizarán la implementación del proceso de paz.

La celeridad de este mecanismo se debe a que reduce el número de debates por el que un proyecto de ley debe pasar en el Congreso; por ejemplo, las normas relacionadas con la Justicia Especial para la Paz no se tramitarán en ocho debates sino en solo tres. Además de esto, tendrán un trámite preferencial sobre cualquier otro asunto.

¿Por qué es importante el fast-track?

Debido a que estamos a puertas de las elecciones nacionales 2018 (presidenciales y Congreso), al avanzar en las leyes que permitan la implementación del acuerdo durante 2017, se evita que esto haga parte del debate electoral.

Además, permite el avance en el desarme de las FARC al aprobarse la ley de amnistía en cuestión de meses.

También disminuye las posibilidades de polarización de los debates en el congreso, ya que con el Fast-track la discusión se limita a aprobar o no la ley, evitándose discusiones detalladas sobre el sentido de la ley.

¿Dónde puedo encontrar el acto legislativo del Fast-tack?

El acto legislativo 01 de 2016, por medio del cual se establecen instrumentos jurídicos para facilitar y asegurar la implementación y el desarrollo normativo del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, se puede encontrar en el siguiente link:

http://es.presidencia.gov.co/normativa/normativa/ACTO%20LEGISLATIVO%2001%20DEL%207%20DE%20JULIO%20DE%202016.pdf

¿Por qué se cambió lo que se había dicho sobre el fast-track?

Si bien la Corte le dio vía libre al fast-track en diciembre del año pasado, decisión que fue festejada por los partidarios del proceso de paz, el senador por el Centro Democrático, Iván Duque, demandó esta iniciativa ante la misma Corte Constitucional, la cual falló sobre dos literales (el H y J).

¿Qué dicen estos literales?

  1. h) Los proyectos de ley y de acto legislativo solo podrán tener modificaciones siempre que se ajusten al contenido del Acuerdo Final y que cuenten con el aval previa del Gobierno nacional.
  2. j) En la comisión y en las plenarias se decidirá sobre la totalidad de cada proyecto, con las modificaciones avaladas por el Gobierno nacional, en una sola votación.

¿Qué dijo la Corte?

La Corte Constitucional considera inconstitucional que los proyectos de ley que avale el congreso deban contar con el aval de la presidencia (se rompe el sistema de pesos y contrapesos) y también, el hecho de ser necesario avalar los proyectos de ley en bloque y no artículo por artículo.

Este fallo no es retroactivo, por ende, no aplica a los proyectos de ley ya aprobadas (ley de amnistía, vocería de las FARC en el Congreso, etc.)

¿Esto qué significa?

Cuando el gobierno propuso el literal H buscaba poder conversar con las Farc antes de lo pactado y así mantener la esencia del acuerdo, ahora sin esta posibilidad se teme a que se pierda la esencia del Acuerdo en temas delicados que faltan por discutir, tales como el de tierras y la reforma política.

Ante esto se han despertado muchos temores por parte de diferentes sectores que defienden el Acuerdo de paz ya que por un lado, al no darse las discusiones sobre la totalidad de los proyectos de ley se puede perder la rapidez ideal del fast-track y por el temor de que las leyes que se aprueben cambien el sentido de lo pactado en el Acuerdo final.

¿Hay algo positivo de esta decisión?

Si,  con esta decisión la Corte vuelve a demostrar su independencia del gobierno y que está dispuesta a proteger ante todo el sistema de pesos y contra pesos (la división del poder en 3 ramas).

Además, le brindará mayor legitimidad al Acuerdo, y posiblemente lo blindará en caso de que el próximo gobierno intente desestimar el proceso de paz dado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc.

¿Qué se puede hacer ante esta situación?

Caribe Afirmativo invita a toda la ciudadanía a que rodee el acuerdo de paz y se movilice en contra de cualquier acción que lo pueda poner en peligro. Después de más de 50 años de guerra y seis años de negociación, no se puede permitir ninguna medida que pueda resquebrajar este acuerdo.

Colombia desea la paz, y las personas LGBTI como constructoras de paz le piden al Congreso que respete la esencia del acuerdo y lo blinde jurídicamente en caso de que el próximo gobernante del país no esté de acuerdo con lo pactado.

Este es el momento de la ciudadanía, la paz no es un pacto de elites; la paz es de todos y todas las que soñamos por un mejor país, y desde las regiones se debe escuchar nuestra voz por el respeto de lo pactado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*