¡El Atlántico se suma a la construcción de Paz!

La Galería de la Plaza de la Paz fue el escenario donde las organizaciones sociales que trabajan por  la defensa de los derechos humanos se concentraron para hablar sobre el acuerdo firmado entre el gobierno y las Farc, los diálogos de Paz con el ELN y las medidas de protección a líderes y activistas que se encuentran en las diferentes regiones del país.

La Corporación Caribe Afirmativo dio inicio a esta jornada a la que asistieron sindicalistas, mujeres, personas víctimas del conflicto armado, jóvenes, movimientos estudiantiles, partidos políticos, juntas de acción comunal y otras organizaciones sociales y grupos poblacionales que formaron parte de seis mesas de trabajo, en la que se hicieron las siguientes propuestas:

Garantías presentes y futuras para la construcción de paz y el accionar social y político

  • Dentro de los escenarios de participación política se debe garantizar la participación efectiva y real de las minorías. Debe existir un diálogo entre los partidos, es decir, la creación de una mesa interpartidista que le apueste a la Paz.
  • Fortalecimiento de las instituciones del sistema electoral y que los entes de control realicen un trabajo con veracidad para evitar el tráfico de votos y la trashumancia. Crear una cultura política en la ciudadanía en general para el pleno ejercicio de la democracia.
  • Seguridad para líderes y lideresas que están en peligro por las amenazas que han recibido por parte de grupos armados ilegales.
  • Participación política desde las bases, comunidades, barrios, municipios de víctimas en espacios políticos.
  • Reforma pedagógica que gire en torno a la Paz.

Cumplimiento e implementación del acuerdo con las Farc

  • Que en el congreso se cree un documento que blinde los acuerdos entre las Farc y el gobierno, y se mantenga las conversaciones con el ELN, en caso de que el nuevo presidente(a) no tenga interés de continuar con el ejercicio adelantado.
  • Educar a la ciudadanía en la veeduría ciudadana con garantías en el ejercicio.
  • Brindar a las organizaciones sociales la oportunidad de presentar informes a quienes hagan el acompañamiento internacional para que tengan una mirada de lo que sucede en las regiones desde la perspectiva de las víctimas y las organizaciones sociales.

Diálogo con el ELN

  • Reconocer la diversidad en el proceso Farc – ELN en el marco de la negociación.
  • Dar a conocer la agenda del ELN en sitios públicos y frente a distintas expresiones culturales y simbólicas.
  • Lo pactado entre el gobierno y el ELN no sea superior a lo acordado con otros grupos al margen de la ley, garantías de igualdad en cuanto a las prevendas.

Análisis del contexto político y social general

  • La unidad de todos los sectores que estén a favor de la paz es fundamental para contrarrestar el triunfo de los enemigos de la paz y no poner en riesgo el proceso de paz, garantizando los acuerdos.
  • Ha habido un distanciamiento de la sociedad civil territorial sobre el tema de paz.
  • El gobierno y la sociedad civil deben garantizar mecanismos y espacios de mayor participación de las comunidades mediante mesas regionales, cabildos abiertos, etc.
  • Promover la participación de la ciudadanía en la democracia a través del voto obligatorio.
  • Establecer comunicación social con otros movimientos para que dentro de la inclusión y la diversidad se lleguen a consensos frente al proceso.
  • Implementar una cultura de Paz desde la Familia.

Construcción de paz desde las regiones

  • Reconocer la participación de personas LGBT como constructoras de Paz en los escenarios de resistencia como las marchas y manifestaciones propias de este colectivo.
  • Respetar los procesos de memoria histórica que personas afrodescientes e indígenas, mujeres y personas LGBT crean entorno a los procesos de superación del dolor.
  • La música, la lírica, las tradiciones orales, se deben respetar dentro de los escenarios que el conflicto arrebató y que se implementen acciones de memoria para la preservación de esas costumbres.
  • Fortalecer la interlocución de las plataformas de derechos humanos regionales para una gran apuesta desde el caribe.

Cultura de paz y educación

  • Integrar a la catedra de Paz en los políticas públicas y planes de convivencia en las instituciones públicas.
  • Vincular a la comunidad académica a través de foros en los colegios y universidades que vinculen también a la familia.
  • Aplicabilidad de la catedra de la Paz que trascienda de las escuelas hasta las acciones comunales.
  • Vincular a los actores culturales y artistas en los proyectos de construcción de Paz.
  • Fortalecimiento de la cultura de los pueblos como hacedores de Paz
  • Asignación presupuestal para el tema de paz en los entes territoriales y que sean implementados por organizaciones sociales propias de los municipios.

Para Caribe Afirmativo la Paz se hace desde las regiones y con las personas LGBT, siendo pertinente reconocer a la región caribe como actor principal y escenario de transformación social, donde es indispensable educar en derechos humanos, en el respeto a la diversidad, a la mujer, y así mismo implementar una pedagogía de Paz. Estas propuestas se presentarán en el Congreso Nacional por la Paz, que se llevará a cabo este sábado 29 de abril en Bogotá, donde al final se firmará un Pacto Nacional por la Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*