Día de la Visibilidad Lésbica: La lucha por la igualdad apenas comienza

Desde hace 9 años cada 26 de abril se conmemora al Día de la Visibilidad Lésbica, como una forma de conmemorar a todas aquellas mujeres que han luchado a lo largo de los años por la igualdad, y como un llamamiento para que las mujeres lesbianas de todo el mundo puedan amar libremente sin esconderse ante esta sociedad patriarcal y discriminatoria.

Esta conmemoración nació en España en el año 2008 para visibilizar a las mujeres lesbianas que ocupan cargos públicos y para que las instituciones del Estado realicen políticas públicas, leyes y acciones afirmativas a favor de las mujeres lesbianas. El objetivo de este día se ha ampliado, siendo la ocasión propicia para resaltar los aportes de las mujeres lesbianas al movimiento LGBTI.

Y es que el movimiento LGBTI no puede limitarse a ser un movimiento “GT” que desconozca el papel que las mujeres lesbianas han jugado en este, las violencias a las que se enfrenta, y las discriminaciones que debe soportar; ya que sobre una mujer lesbiana pesa no solo el estigma de ser sexualmente diversa, sino también, el de ser mujer.

Ante esto surge la pregunta: ¿es fácil ser mujer lesbiana en Colombia? Teniendo en cuenta que dos mujeres abiertamente lesbianas están en el Congreso, se podría pensar que sí, pero la realidad es muy distinta. Según el informe ‘Cuerpos excluidos, rostros de impunidad’ de 2016, a lo largo de 2015 se registraron 11 asesinatos de mujeres abiertamente lesbianas. La gráfica 1 indica los homicidios por orientación sexual e identidad de género en el año 2015.

Además de lo anterior, el mismo informe de Caribe Afirmativo junto con Colombia Diversa y Santamaría Fundación, presentó que a lo largo del año 2015 se dieron tres homicidios de mujeres lesbianas en pareja. Según esta investigación, el 54% de los homicidios se realizaron por prejuicio de género, es decir, 1 de cada 2 dos víctimas fue asesinada por ser lesbiana. Afirmándose también lo siguiente:

“En los casos documentados en 2015 encontramos las siguientes características de aquella articulación: (i) la visibilidad de la orientación sexual, sobre todo si se encuentra en pareja, porque subvierte públicamente los roles de género según los cuales las mujeres deben estar siempre supeditadas a los hombres; y (ii) porque la violencia fue una forma de control de la sexualidad femenina por su pareja o ex pareja”.

Observándose las dificultades y retos por los que atraviesan las mujeres visiblemente lesbianas y como el patriarcado intenta coartar a estas mujeres para que respondan a lo que dentro de sus visiones retrogradas y machistas consideran “bueno” y “apropiado”, llegando al extremo de violentarlas por no responder a los cánones de mujer-esposa.

En la costa Caribe colombiana se dificulta aún más el ser una mujer abiertamente lesbiana a causa del machismo imperante en la región; desde acosos callejeros hasta agresiones físicas (pasando por un sinnúmero de violencias), pocas son las mujeres lesbianas que pueden expresar su orientación sexual sin sentirse expuestas en una sociedad donde el hombre se cree con poder sobre el cuerpo de la mujer.

Además de lo anterior, las obscenidades hacen parte de los ataques contra las mujeres visiblemente lesbianas de la región, debido a que el hombre promedio de la costa considera (dentro de su mentalidad patriarcal y arcaica) que la preferencia sexual de la mujer lesbiana se debe a una “mala experiencia con los hombres” y no a su libre elección de amar a quien quiera amar.

En esta fecha, Caribe Afirmativo conmemora el esfuerzo de todas las mujeres lesbianas del Caribe colombiano que desde sus territorios han logrado romper barreras y salir adelante pese al machismo y la discriminación, y están (o han) trabajando por un Caribe más respetuoso de las orientaciones sexuales e identidades de género.

De igual forma, se hace un llamado a las autoridades locales y nacionales para la creación de normativas en pro de las personas LGBTI, que comprendan la diversidad que existe dentro de la diversidad; ya que las problemáticas de un hombre gay no son las mismas que las de las mujeres lesbianas.

Y por último, una invitación a la sociedad civil en general para abrirse a los cambios, aceptando y respetando a todos y todas; el día de la visibilidad lésbica es un momento oportuno para que cada individuo realice una auto evaluación sobre cómo ha sido su trato hacia las mujeres lesbianas y que hacer parar mejorar su relacionamiento con las personas sexualmente diversas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*