Discriminar a parejas del mismo sexo es un delito en Colombia

Rafael Yánez y su novio holandés.

Ante los hechos recientes de  discriminación  a  una pareja de hombres gays en   el hotel  Holiday Inn Morros de  Cartagena,   Caribe  Afirmativo hace un llamado de atención al Viceministerio del  Interior para que  de inmediato se tomen medidas   preventivas en los hoteles y  centros de recreación en lo referente al  reconocimiento  de  los derechos de las parejas del mismo  sexo  en   Colombia.

Rafael Yánez, procedente de Medellín, estaba el pasado domingo 1 de enero con su novio de nacionalidad holandesa cuando fueron víctimas  de  segregación y  discriminación, en razón de su orientación sexual. La agresión se presentó cuando la pareja se dio un beso en la piscina del alojamiento, donde se encontraban junto a sus familias, luego vino el gerente del hotel y les ordenó separarse en vista de que sus expresiones de cariño incomodaban a los huéspedes. El alto funcionario les indicó que  tomaba la decisión porque las  familias  que se hospedaban en el hotel estaban molestas con su presencia allí.

El motivo de la  sanción del gerente del hotel esta motivado a la expresión de afecto de esta pareja, que según él  no está permitido en  este lugar, porque  la “sociedad no esta preparada” y  en  Colombia los derechos de las personas LGBT “aún son un tabú”, desconociendo que:   la  discriminación en Colombia es un delito según según la ley  1482 de 2011, que penaliza la discriminación por  orientación sexual; que los derechos   reconocidos en Colombia  a las parejas del mismo sexo no  son un tabú, y nada  pueden  justificar su desconocimiento sino que  por el  contrario   deben otorgárseles, tanto en espacios públicos como privados, pues es un mandato constitucional y  que desde  2013 la Corte Constitucional  bajo sentencia T – 673 de 2013 reconoció  que las expresiones de  afecto   de las parejas del mismo sexo deben permitirse  al  igual que a las  parejas  heterosexual.

Además  su oferta de que   les prepararían un lugar aparte para  su esparcimiento, es  segregacionista, otra conducta que  tipifica la ley antidiscriminación por ser  violatoria de los derechos humanos, pues  reconocer derechos de grupos históricamente discriminados, obliga a la sociedad y al estado a preparar lugares de integración, donde con respeto  conviva la diversidad. Además el ejemplo citado por el gerente, deja constancia de que allí la discriminación es sistemática y que  asumen las expresiones diversas como enfermizas y no sociables: …Agregando además, a modo de ejemplo, que si “en un restaurante un niño puede gritar, los clientes se molestan, pero si el niño es autista, en un caso extremo, toca llevar al niño a un espacio donde estén más cómodos”. “la preocupante  explicación del gerente al poner como ejemplo el caso de un niño autista. Ese tipo de expresiones son discriminatorias y se está justificando una discriminación con otra. Estas palabras mandan un mal mensaje a la sociedad, lo reprochamos y exigimos respeto porque estas expresiones no pueden ser tratadas como enfermizas ni de desadaptadas”.

Caribe Afirmativo se manifestó a través de una carta al hotel en la que piden que se expliquen las acciones tomadas, puesto que la Corte Constitucional no limita las expresiones de afecto entre homosexuales ni heterosexuales en espacios comunes, a no ser que estén cargadas de expresiones de genitalidad, que no es este caso. Incluso, el hecho va en contravía con la sentencia 568 del 2015, donde la misma entidad judicial sentenció que las parejas del mismo sexo tienen derecho a expresiones afectivas igual a las heterosexuales.

Desde el 2009, el observatorio de Derechos Humanos de Caribe Afirmativo ha registrado 14 quejas de discriminación en sitios hoteleros, con esta situación serían 15. Once de los casos fueron documentados en Cartagena, tres en Santa Marta y una en el Golfo de Morrosquillo, en Coveñas. La mayoría por discriminación por afecto de parejas del mismo sexo.

Las prácticas afectivas entre parejas están permitidas en  Colombia, lo que  está prohibido son  expresiones sexuales y desnudes en  los espacios públicos y sociales, y  tanto  en las declaraciones del  gerente como de los afectados, queda claro que  fue una expresión de afecto; por tanto no aplicaba ninguna sanción, ni rechazo, ni mucho menos  bajo el argumento de que son una parejas del mismo sexo, pues seria un caso excluyente y violatorio del derechos  a la  igualdad, consagrado en las sentencias de la Corte Constitucional, que reconoce  a las  parejas  del mismo sexo todos los derechos y también el vinculo de  familia que conforman.

Caribe Afirmativo desde hace tres años realiza campañas de protección a los derechos de la población LGBTI en los espacios hoteleros. Esta vez, la denuncia busca solicitar al Viceministerio del Turismo y  a  COTELCO, que emita  una circular inmediata  para la formación del personal  de hoteles y centros  vacacionales de la región Caribe  para que  siendo respetuosos de los derechos de las personas  LGBT no solo exploren éste como un nicho de mercado, pues desde que se aprobó en Colombia el matrimonio igualitario los hoteles ofrecen paquetes turísticos para las personas LGBT, sino que  además, preparen a su personal para  un trato respetuoso y digno y que nada justifique la discriminación   sino por el contrario que se propongan políticas de  integración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*