Las personas LGBTI somos parte del nuevo Acuerdo de Paz entre el gobierno y las Farc

lgbt-y-paz

Dale clic a la imagen para leer el nuevo Acuerdo de Paz.

A pesar de múltiples presiones de algunos sectores del país para que las personas LGBTI no fuésemos mencionados en los acuerdos que buscan garantizar una paz estable y duradera, los negociadores, tanto del gobierno como de las Farc, reconocieron que las personas LGBTI han sido afectadas por el conflicto y que su participación es necesaria en la construcción de la paz.

***

CARIBE AFIRMATIVO celebra que en el nuevo acuerdo entre el gobierno y las Farc, que fue reformulado luego de que el acuerdo original firmado en Cartagena el pasado 26 de septiembre fuese rechazado en las urnas por una pequeña mayoría el día del plebiscito por la paz, no solamente se haya mantenido el reconocimiento a la afectación que el conflicto armado hizo en relación a la orientación sexual o la identidad de género de lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex, sino que también se continúa sosteniendo que, tal como se ha reflejado en el día a día en los territorios del país, son actores clave de la construcción de paz.

Los negociadores tuvieron en cuenta tres propuestas del movimiento LGBTI presentadas en días pasados en Cuba: 1) No dedicar las discusiones del acuerdo a temas que no estén relacionados con el conflicto armado; 2) no incluir nada que vaya en contravía o menoscabo de los derechos adquiridos por la ciudadanía; y 3) no renunciar o sacar de los acuerdos avances significativos en materia de reconocimiento de derechos humanos y grupos poblacionales que fueron fruto de la discusión por más de cuatro años. En consonancia, en el nuevo Acuerdo, en la página 182 se aborda la implementación y refrendación, se exige el respeto a la igualdad y la no discriminación y garantizar que ningún contenido puede entrar en menoscabo de derechos.

En la búsqueda especifica de la mención de los LGBTI, en la primera versión aparece 10 veces ‘LGBTI’, en esta nueva aparece 15 veces; además de ello, ‘género’ aparecía 114 veces, ahora aparece 55 veces; ‘mujer(es)’ aparecía 197 veces, en los nuevos acuerdos está 222 veces; ‘hombre(s)’ aparecía 57 veces y ahora 67. La mención a las personas LGBTI aparece de la siguiente manera:

  1. En la página 2, se les nombra en relación a los derechos fundamentales y como población vulnerable.
  1. En la página 47, se mantiene la promoción de la no estigmatización, incluyendo también a otros grupos poblacionales y entre ellos se destacan las personas LGBTI.
  1. En la página 53, en promoción de valores democráticos de la participación política, se asume un compromiso de garantizar la participación política a las personas LGBTI.
  2. En la página 79, en administración de justicia, se asume el compromiso de que ésta debe garantizar el acceso para todos  los grupos poblacionales, entre ellos las personas LGBTI, en condiciones de igualdad.
  3. En la página 80, en el pacto político nacional, se deja claro que, el nuevo movimiento político, hará un Pacto de inclusión con todos los grupos poblacionales entre ellos con las personas y organizaciones LGBTI.
  4. En la página 117, se habla de enfoque diferencial y de género en lo que compete al tema de drogas, se pide identificar factores de vulnerabilidad hacia los sujetos  sociales en Colombia,  entre ellos las personas  LGBTI.
  5. En la página 119, se proponen acciones para prevenir la estigmatización de los consumidores de drogas y los niveles de estigma y discriminación, identificando allí a las personas LGBTI como susceptibles de este fenómeno.
  6. En la página 126, se reconoce el daño del conflicto armado a las personas LGBTI y se asumen garantías de verdad, justicia, reparación y no repetición.
  7. En la página 131, se transversaliza el desarrollo de la verdad para que se identifiquen las afectaciones con enfoque diferencial en particular de los grupos  poblacionales, en lo que se destacan las personas LGBTI.
  8. En la página 134, en relación al mandato de la Comisión de la Verdad, se reconoce el impacto del conflicto en la sociedad en sus formas diferenciadas, como lo es sobre las personas LGBTI y por tanto este debe ser un factor determinante en las acciones y decisiones de la  Comisión.
  9. En la página 137, en relación de las funciones de la Comisión de la Verdad, se advierte que deberá asegurar la transversalidad del enfoque de género entre ellos garantizando la participación de las personas LGBTI.
  10. En la página 144, numeral 7, en relación a la Jurisdicción Especial para la Paz, se exige determinar consecuencias de violaciones más graves hacia los sujetos más vulnerables y de especial protección, entre ellos las personas LGBTI.
  11. En la página 189, con la promoción y garantía de derechos dice que en el fin del conflicto se materializarán los derechos a la verdad, justicia y reparación con otros grupos vulnerables, entre ellos las personas LGBTI.
  12. En la página 182, en la implementación y refrendación, se exige respeto a la igualdad, la no discriminación y garantizar que ningún contenido puede entrar en menoscabo de derechos.
  13. En la página 234, se fijan tareas de los monitores especializados para el cumplimiento del acuerdo en relación a temas concretos que se deben superar en el postconflicto, entre ellos, de violencia sexual y violencia contra mujeres y personas LGBTI.

Ahora, si bien desde CARIBE AFIRMATIVO nos unimos a la solicitud de algunos sectores partidarios del No en el Plebiscito de reconocer que también el conflicto armado afectó a las personas en razón de sus expresiones de fe, los nuevos acuerdos, además de éste reconocimiento, entregan acciones estratégicas como la política contra el consumo de drogas a las iglesias, además de su participación en el Concejo Nacional de Reconciliación y en los Comités Municipales de Evaluación del Proceso de Implementación; por ejemplo, ‘religión (osas-os)’ aparecía sólo 3 veces en los primeros acuerdos, ahora aparece 23 veces e ‘iglesia(s)’ pasó de 6 a 8 veces; ‘discriminación’ pasó de 12 a 21 menciones”.

De la misma manera en nuestras recomendaciones, nos unimos a la solitud de reconocer a la familia como núcleo básico de la sociedad, manteniendo las discusiones que tanto la Constitución como la Corte Constitucional han dado al respecto, en razón de la existencia de “múltiples familias” en Colombia que creemos que el Acuerdo respetó. Las palabras ‘familia (s- ares)’ estaba 84 veces y ahora 92. En la página 6, se deja claro que se protege a la familia y a sus integrantes como núcleo de la sociedad, pero no define un tipo de familia y de inmediato habla de pluralismo y no discriminación

Seguiremos estos días estudiando con mucho detenimiento el Acuerdo y leeremos allí la competencia que tenemos como ciudadanas y ciudadanos en la construcción de Paz. Desde ya asumimos un compromiso de rodear el Acuerdo, cooperar en su implementación y hacer pedagogía de ellos en la región, saludando y agradeciendo el esfuerzo del equipo de negociación entre el gobierno y las Farc, los movimientos sociales, los medios de comunicación y la ciudadanía para construir una paz estable y duradera.

Wilson Castañeda Castro

Director de CARIBE AFIRMATIVO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*