Caribe Afirmativo rechaza propuesta de no incluir marcha LGBTI en las Fiestas de la Independencia

La proposición que hizo el concejal de Cartagena Antonio Salim Guerra, pone en riesgo el reconocimiento de derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) de la capital de Bolívar.

***

La corporación Caribe Afirmativo rechaza de manera categórica la propuesta que realizó hoy en sesión plenaria el concejal de Cartagena Antonio Salim Guerra, en la que exigió que no se incluya ‘la Marcha de la Independencia y las Diversidades’ que se realizaría el 12 de noviembre, en la programación de las Fiestas de la Independencia de La Heroica. Esta proposición pone en riesgo el reconocimiento de derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) de la capital de Bolívar.

En 2006 se realizó la primera marcha de la diversidad en Cartagena.

‘La Marcha de la independencia y las Diversidades’ no es un espacio para la promoción de actos obscenos, como Salim lo ha calificado, ni mucho menos una fiesta de disfraces. Esas personas, a quienes él llama hombres disfrazados de mujer, son mujeres trans que reclaman su inclusión en la sociedad, y el goce pleno de sus derechos, que salen a las calles para que se reconozca su identidad de género.

El concejal aduce que estos actos de reivindicación de derechos atentan contra la integridad de los menores, pero no recuerda que el Acuerdo 023 de 2015 del Concejo de Cartagena, establece que el Estado traslada a los padres de familia y adultos, la responsabilidad de instruir a niños, niñas y adolescentes; es decir, este tipo de argumentos no son válidos para rechazar esta iniciativa que se celebra cada año. Se debería, más bien, garantizar que los menores estén acompañados por un adulto responsable, que les explique que la marcha es una movilización social por los derechos de una minoría históricamente excluida y discriminada.

 
Así Cartagena empezó a movilizarse

Desde finales de los años 90 líderes gais de Cartagena en el barrio Getsemaní, empezaron a reclamar un espacio de reivindicación de derechos para todos y todas; pero solo hasta 2006, el cabildo de Getsemaní acoge la primera movilización LGBTI en el marco de las Fiestas de la Independencia. En esta marcha se presentaron actos de discriminación y violencia, que hicieron que se suspendiera esta iniciativa. Y en 2008, durante el gobierno de Judith Pinedo, líderes y lideresas LGBTI, se acercaron a la Alcaldía para exigir respaldo y seguridad, y así marchar para visibilizar este espacio como un ejercicio de inclusión.

En 2009 con el apoyo de Caribe Afirmativo, el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena (IPCC) y otras organizaciones sociales, se incluye la Marcha de la Diversidad como un acto propio de las Fiestas de la Independencia, porque las personas LGBTI son y han hecho parte de la vida cotidiana y cultural de La Heroica. Además, estos espacios de exigencia de derechos garantizan la participación de las personas LGBTI en la construcción de ciudadanía cartagenera.

Por estas razones se viene realizando años tras año la Marcha de la Independencia y la Diversidad sexual de Cartagena, que no solo contribuye a la agenda de las Fiestas, sino que permite promover procesos pedagógicos y de sensibilización a la sociedad civil en búsqueda de reducir las violencias y las afectaciones de derechos a personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas. Los últimos datos presentados en el informe sobre violencia hacia personas LGBT de Caribe Afirmativo, dan cuenta del aumento de los homicidios, amenazas y violencia policial hacia lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex, por lo tanto este ejercicio ciudadano debe mantenerse y las entidades públicas, como el Concejo de Cartagena, deben garantizar que se realicen con plena satisfacción.

Caribe Afirmativo y otras organizaciones civiles de La Heroica que vienen preparando la marcha con el apoyo del Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, manifiestan:

  1. En ejercicio de un derecho de todos los ciudadanos, garantizado en la Constitución Política de Colombia, la movilización social no puede restringirse y menos por un órgano llamado a respetar y garantizar los derechos de los ciudadanos y ciudadanas.
  2. Solicitamos a la Alcaldía Distrital de Cartagena de Indias, en especial al Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, que sigan apoyando y respaldando la Marcha de la Independencia y las Diversidades, como un aporte a que se construya ciudadanía a partir de la inclusión social y el respeto a la diversidad.
  3. Solicitamos a la Mesa de Casos Urgentes, al Ministerio del Interior y a la Defensoría del Pueblo y a todas las entidades del Estado que rodeen esta muestra de ciudadanía en Cartagena.
  4. Exhortamos al concejal Antonio Salim Guerra a que reconozca su responsabilidad de garante de derechos y proponga acciones, estrategias y medidas encaminadas a la garantía de derechos humanos de la ciudadanía cartagenera, y a no denegarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*