Con la muerte de ‘La Pio’ ya van 11 personas LGBT asesinadas en la región Caribe

La corporación Caribe Afirmativo pide que pronto se esclarezca este crimen, y se proteja a las mujeres trans, sobre todo a las que se dedican al trabajo sexual.

***

Una mujer trans conocida como ‘La Pio’ (26 años) fue asesinada este domingo en la calle 45 con carrera 8H, en el barrio La Alboraya de Barranquilla. El agresor, según testigos, se acercó a la víctima, una trabajadora sexual, para cuestionarla, porque supuestamente ella había cometido un hurto. Pero en esa discusión, ‘La Pio’ terminó apuñalada y tendida en el pavimento. Con este homicidio ya van 11 personas LGBT asesinadas en la región Caribe en lo que va de este año.

Sobre el homicidio todavía quedan muchas dudas por resolver, no se sabe con certeza si ‘La Pio’ estaba o no armada, pero sí que fue un hombre quien la agredió hasta matarla. Falta por determinar si hubo un delito de homicidio contra la mujer trans o el atacante ejerció su derecho a la legítima defensa. Para ello es importante, aunque no determinante, conocer si ‘La Pio’ estaba armada y si esta fue utilizada, porque no basta con que ella tuviera un arma o como él alegó sin pruebas, hubiera cometido un delito.

También habría que descartar hipótesis que se dan mucho en el contexto del trabajo sexual, algunas personas solicitan un servicio y luego no pagan, lo que genera discusiones y riñas en las que casi siempre se agrede a las mujeres trans.

Es necesario,  no importa cuales fueron las circunstancias en las que murió ‘La Pio’, que se garanticen espacios seguros para todos y todas en estos lugares en que se han ubicado mujeres para el ejercicio del trabajo sexual. Ante estos hechos no se pueden restringir sus derechos ni hacer generalizaciones para perseguirlas y juzgarlas, sino que las autoridades tienen que proveer de una seguridad integral para quienes allí trabajan, evitando que hechos así vuelvan a ocurrir.

La corporación Caribe Afirmativo solicita a las autoridades que investiguen los hechos garantizando los derechos de todas y todas, con el fin de aclarar lo que realmente sucedió. Adicionalmente, para que estas situaciones no se vuelvan a repetir, es importante que las autoridades velen permanentemente por la seguridad de quienes ejercen el trabajo sexual en todos los sectores de la ciudad, para que estas zonas no se conviertan en espacios donde se permitan en la cotidianidad las actividades delictivas y para que las personas puedan ejercer libremente sus derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*