“Los movimientos sociales construyen paz territorial”: personas LGBTI

marcha_orgullo_gay_barranquillaLa Paz es un concepto amplio, no es solo la ausencia de guerra. Ahora bien, en la actual dinámica social en la cual el país se encuentra, alrededor de los diálogos y proceso de paz con la guerrilla de las FARC, se ha convertido en una necesidad para nosotros como ciudadanos colombianos, el hecho de comprender mediante esfuerzos pedagógicos las nociones de Paz, más allá de una fuerte tendencia que nos ha caracterizado como colombianos en relación a una forma de aprehender el mundo y nuestras relaciones desde miradas dualistas. Desde el bien y mal,  el que no piensa como yo, es mi enemigo, quien no comparte mis prácticas cotidianas, no le atribuyo validez. Tendemos a invisibilizar lo diferente, al otro diverso, en nuestra psiquis.

De manera que a través del proceso de Paz, vemos desde la mirada sesgada, caracterizado el dualismo a partir de dos bandos distintos, que al parecer son irreconciliables, guerrillas y estado, pero que muchas veces cuando indagamos en la historia, vamos a los territorios, conversamos con las víctimas, entendemos que las acciones violentas se han dado desde los distintos actores. No hay blanco y negro, sino una multiplicidad de matices.

Concebir la Paz en Colombia, a partir de los actores que se movilizan por sus comunidades, expone una visión más allá del fin de la guerra,  la que busca deconstruir  las causas que la originaron y la mantienen, de un modelo económico y político de país excluyente y que también están enraizadas en la cultura y las tradiciones. Todo esto implica requerimientos distintos a partir de los territorios y comunidades del país, que deben ser tratados desde sus herramientas diferenciadas, para que esta sea una Paz integral. En Colombia llevamos tantos años acostumbrados a la violencia, a expresar el disenso con las armas, que debemos utilizar creativamente propuestas y acuerdos para que el diálogo sea con ideas y no con violencia, y a todo eso, los movimientos sociales deben seguir aportando a configurar relaciones sociales más equilibradas, y tejido social.que esta sea una Paz integral.orpara ass segaron social que tiene requerimientos distintos,  surgido dsde e sea una paz territor

Es así como Caribe Afirmativo ha acompañado distintos procesos de formación en torno al enfoque de género, LGTBI, que aportan a la movilización social de una población que ha sido históricamente discriminada, y que lo sigue siendo, pero que ahora entrevé más posibilidades y espacios de debate en donde se escucha su voz, tanto de las víctimas LGTBI del conflicto, como de personas que desde otros espacios cotidianos se le hayan vulnerado sus derechos. Caribe Afirmativo celebra el enfoque de género que se ha implementado en los acuerdos de paz, sentando un precedente para futuros acuerdos del mundo.

Es esencial reconocer que en entre las acciones orientadas a este interés sublime, que en los territorios se han venido adelantado procesos, iniciativas y ejercicios de paz, que han surgido desde el movimiento y las organizaciones sociales. Así, como ha sucedido con los movimientos LGTBI en el Caribe colombiano, aportando a la exigibilidad de los derechos y al control social para construir país de manera participativa. Podemos desde estas acciones concretas, artísticas, creativas, lúdicas y pedagógicas que caracterizan a los movimientos sociales, movilizar pensares diversos y más amplios, en pro de superar el dualismo que limita las posibilidades de las comunidades LGTBI en la convivencia pacifica con los y las otras. La Paz la construimos desde nuestras relaciones respetuosas, desde la conversación que legitima al otro.

 

Referencia: Salcedo, L. (2015). Propuestas de paz territorial desde los movimientos sociales: multiculturalismo, ordenamiento territorial y ejemplos de paz territorial. Recuperado de: http://library.fes.de/pdf-files/bueros/kolumbien/12155.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*