Así discriminan a las personas LGBT en las aulas de clase

Acoso escolar

Hasta julio de 2016 unos 35 niños y niñas del Caribe colombiano se han acercado a CARIBE AFIRMATIVO para denunciar que son víctimas de discriminación.

Caribe Afirmativo encontró varios manuales de convivencia en los que lesbianas, gais, bisexuales y trans, son cuestionados por su orientación sexual e identidad de género. La “homosexualidad es una falta gravísima” en algunos centros educativos del Caribe colombiano.

***

Impulsar ambientes escolares incluyentes en los que se respete a las minorías, no es una iniciativa pretenciosa, ni siquiera se trata de un adoctrinamiento como algunos líderes políticos y padres de familia lo han llamado en los últimos días. En la corporación CARIBE AFIRMATIVO analizamos los manuales de convivencia de algunos colegios de la región Caribe, y encontramos que en la mayoría las personas lesbianas, gais, bisexuales y trans (LGBT), son cuestionadas por su orientación sexual e identidad de género.

Colegio La Sagrada Familia de la calle 74, en Barranquilla.

Colegio La Sagrada Familia de la calle 74, en Barranquilla.

Con este ejercicio se pretende generar consciencia sobre la importancia de incentivar espacios incluyentes, y también invitar a estos centros educativos que estudien con detenimiento la orden de la sentencia T-478 de 2015, que está lejos de ser una imposición, y que en realidad fomenten el respeto a las personas LGBT en las aulas de clase.

Colegio La Salle, en Montería.

Colegio La Salle de Montería.

En Barranquilla, por ejemplo, en los colegios Colón y la Sagrada Familia de la calle 74, estudiantes gais y lesbianas cometen una falta grave por tener una orientación sexual diversa. El manual de convivencia de ambas instituciones anuncia que estas “conductas” atentan contra la moral cristiana y las buenas costumbres.

Colegio Salesiano San Pedro Claver, en Cartagena.

Colegio Salesiano San Pedro Claver de Cartagena.

Eso mismo ocurre en el Colegio de la Sagrada Familia, de Riohacha; en el Colegio Salesiano San Pedro Claver, de Cartagena; y en el Colegio La Salle de Montería, aunque este último va más allá, porque les solicita a los estudiantes LGBT que asuman su orientación sexual e identidad de género, fuera del plantel.

Esta posición que han asumido algunos colegios de la región Caribe es el principio de una oleada de discriminación que han padecido cientos de lesbianas, gais, bisexuales y trans en esta parte del país, es un documento que de cierta forma acredita como una conducta válida humillar y faltar el respeto a las personas con orientación sexual e identidad de género diversas.

El bullying homofóbico es real y ha causado graves daños a miles de niños, niñas y jóvenes en Colombia. El caso de Sergio Urrego, estudiante que en 2014 se quitó la vida tras ser víctima de acoso escolar por su orientación sexual, ha sido el más conocido por la decisión que tomó la Corte Constitucional, que recientemente ha causado tanta polémica.

Hasta julio de 2016 unos 35 jóvenes del Caribe colombiano se han acercado a CARIBE AFIRMATIVO para denunciar que son víctimas de discriminación en las aulas de clase. Esta cifra es bastante preocupante si se tiene en cuenta que 38 estudiantes, entre lesbianas, gais, bisexuales y trans, hicieron lo mismo el año pasado, es decir, que solo hacen falta tres casos para superar los de 2015, y todavía faltan cuatro meses para que finalice el año: ¿será que este tipo de acoso escolar ha aumentado en los últimos meses, o este incremento se ha presentado porque ahora hay menos temor a interponer una denuncia por bullying homofóbico?

Lo cierto es que esto ha causado graves daños a los estudiantes con orientación sexual e identidad de género diversas, que incluso algunos han pensado en quitarse la vida, como lo hizo Urrego; y otros han crecido con miedos y mucha depresión. CARIBE AFIRMATIVO ha interpuesto, hasta ahora, 20 tutelas para que se reconozca el derecho a una educación digna y de calidad a las personas LGBT.

Estos son algunos de los testimonios que nos han compartido personas lesbianas, gais, bisexuales y trans, sobre cómo fueron víctimas de acoso escolar por su orientación sexual e identidad de género, en los colegios donde estudiaron:

  • “Cuando hacía octavo grado en la Institución Educativa Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, en Cartagena, unas compañeras me gritaban: ¡lesbiana!, ¡lesbiana!, ¡lesbiana!, todo el tiempo. Tanto, que quería que mis papás me sacaran de ese colegio”.

María Vélez, mujer lesbiana de 19 años, estudiante de Trabajo Social.

  • “Tenía una amiga que me gustaba, y cuando se lo confesé, les dijo a todos en el Colegio Metropolitano de Soledad 2000, que era lesbiana. A partir de aquel entonces, mis compañeros se alejaron y todos, absolutamente todos, empezaron a hablar mal de mí. Me tocó cambiar de escuela porque ya no quería volver ahí. Al año siguiente me pasé al Colegio María Montessori, donde hice 9, 10 y 11 grado”.

Paul Santana, hombre trans de 20 años, estudiante de Mecánica de Aviación.

  • “Mi mamá cuando supo que era gay se fue hasta la Institución Educativa Manuel Germán Cuello Gutiérrez, donde hacia 11 grado, a hablar con los directivos de ese colegio en Valledupar. Y la coordinadora de disciplina, luego de haberse enterado, me empezó a decir que ser homosexual era una falta grave a la moral, luego se enteraron varios profesores y compañeros de clase y empezaron a discriminarme. Yo me sentía muy deprimido y pensaba todo el tiempo que lo mejor era irme del Cesar”.

Daniel Santana, hombre gay de 22 años, estudiante de psicología.

CARIBE AFIRMATIVO pide a las personas LGBT y a la ciudadanía en general crear un pacto para acabar con el acoso escolar en las aulas de clase. Juntos: padres de familia, rectores, profesores, estudiantes, Mineducación y grupos de minorías, trabajemos para crear un modelo de educación en el que no haya discriminación por raza, creencias religiosas, orientación sexual e identidades de género.

Casos de discriminación

Casos de discriminación por SOGI

Tipos de instituciones educativas

Tipos de discriminación y experiencias sentidas

Casos  en  tribunales

Hasta la  fecha se han interpuesto  los siguientes casos:

  1. CARIBE AFIRMATIVO ha interpuesto 20 tutelas para proteger el derecho a la educación de las personas  LGBT, de esas nueve fueron puestas en Barranquilla, cinco en  Cartagena, tres en Sincelejo,  una en San Onofre, Sucre; dos en Riohacha  y una en  Santa  Ya fueron resueltas seis demandas a favor de los estudiantes.
  1. La corporación ha puesto seis quejas en las Secretarias de Educación de Barranquilla (6), Cartagena (7), Magdalena (2) y Bolívar (1).
  1. Hay tres casos que está revisando la Corte Constitucional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*