Dos policías agreden a una mujer trans en Cartagena

El caso de violencia policial ocurrió en el centro histórico de la capital de Bolívar.

Una mujer trans denunció ayer que dos policías la agredieron tras solicitar que la requisara una mujer, y no un hombre como ya lo habían intentado hacer y ella se había rehusado.  El caso de violencia policial ocurrió a la 1 de la mañana en la calle Primera de Badillo del centro histórico de Cartagena (cerca de la Torre del Reloj), donde labora como trabajadora sexual. Los uniformados la increparon, la acusaron de ladrona y luego la llevaron a un CAI, donde la golpearon y la amenazaron con un arma de fuego en la cabeza. La víctima ya instauró una denuncia en la Fiscalía por los delitos de abuso de autoridad, actos de discriminación y amenazas.

No es la primera vez que esto pasa en la capital de Bolívar.  En 2015, tres mujeres trans denunciaron que fueron víctimas de agresiones por parte de miembros de la Policía Metropolitana de Cartagena. Y en Barranquilla hace más de un mes se conoció que en la carrera 38 con calle 44 un agente de la Policía de la capital del Atlántico, conocido como ‘El ojón’, maltrata desde el año pasado a las trabajadoras sexuales (trans y biológicas) que se ubican en esta zona.

El reciente caso de violencia policial se conoce dos semanas antes de que se conmemore el Día contra la homofobia y la transfobia, este 17 de mayo, fecha que sirve para hacer un llamado a la fuerza pública y a la sociedad civil para que se respete los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex.

“Resulta increíble que después de los pasos tan agigantados que ha dado el país, como el matrimonio igualitario, la adopción entre parejas del mismo y la corrección del componente sexo en el registro civil, aún la policía esté involucrada en casos de agresión a personas trans”, afirma el director de Caribe Afirmativo, Wilson Castañeda.

La corporación hace un llamado a la fuerza pública para que sea garante de los derechos de las personas LGBTI, y para que casos como el último en Cartagena, no vuelvan a ocurrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*