Personas LGBTI participan en la construcción de los Planes de Desarrollo del Caribe

En los gobiernos locales y departamentales que inician procesos administrativos en el periodo que va de 2015 a 2019, se dieron amplios espacios de participación a la ciudadanía en general,  obedeciendo a los principios de ley y recomendaciones de la Dirección Nacional de Planeación que invita a la construcción de los Planes de Desarrollo Territoriales en municipios y departamentos del país, sobre todo a grupos históricamente discriminados.

Caribe Afirmativo acompañó los procesos de participación de las personas LGBTI en la construcción de los Planes de Desarrollo en municipios y departamentos del Caribe colombiano, en ciudades como Montería, Córdoba; Sincelejo, Sucre; Cartagena, Bolívar; Barranquilla y Soledad , en el Atlántico;  Ciénaga, Magdalena; Valledupar, Cesar; y Maicao, en La Guajira, donde por primera vez las alcaldías y gobernaciones invitaron masivamente a organizaciones sociales, colectivos y personas con orientaciones sexuales e identidades de género  diversas, a que participaran en las mesas especializadas, en la que se utilizaron diferentes metodologías para conocer las propuestas  de esta población.

Caribe Afirmativo participó en la sesión del Concejo distrital sobre la construcción del Plan de Desarrollo de Barranquilla.

Dificultades en la garantía de la participación efectiva  en los planes de desarrollo en ciudades de la región Caribe:

En la mayoría de municipios y departamentos de esta región se desarrollaron las mesas de trabajo con personas LGBTI y se cumplieron a cabalidad las agendas y metodologías propuestas; pero en algunas  se presentaron dificultades para ejercer una participación efectiva tal como sucedió en Cartagena, donde además de esta población, también se convocó a personas en situación de discapacidad en un complejo deportivo de la capital de Bolívar que no estaba en condiciones óptimas para  albergar a esta población, ni tampoco se había solicitado el permiso para realizar la reunión.

En Barranquilla no se agendaron ni se tomaron en cuenta las propuestas que fueron presentadas por las personas LGBTI que asistieron al último cabildo abierto que se realizó en el Concejo de la capital del Atlántico, que trató sobre diversidad sexual y de género. Caribe Afirmativo participó en el ejercicio de incidencia y colaboración por parte de organizaciones de mujeres aliadas quienes  solicitaron la apertura de micrófonos para  que tanto concejales, como la Secretaría de Planeación y otros entes del Estado, escucharan en el escenario las necesidades y problemáticas que las personas LGBTI tienen en la ciudad para gozar sus derechos.

Caribe Afirmativo recogió las propuestas que las personas LGBTI plantearon a los gobiernos locales y departamentales en esta región del país:

Tabla

Caribe Afirmativo acompañó a más de 300 personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex que participaron en las mesas especializadas y cabildos abiertos, en la que se  expusieron las necesidades y problemáticas que cómo sector social  viven en sus municipios y departamentos. La siguiente tabla muestra el mayor número de propuestas realizadas en municipios y departamentos del Caribe, dentro de las propuestas que realizaron con mayor frecuencia son la creación de políticas públicas LGBTI, y  acceso a la salud con garantías de enfoque diferencial, acceso a oportunidades de empleo y movilización social.

Además de estas propuestas, las personas LGBTI también aprovecharon estos espacios para hacer otras peticiones. En Montería, por ejemplo, lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex, pidieron que se fomentara una cátedra de derechos humanos, sexuales y reproductivos desde los grados de preescolar y primaria; que se revisaran los manuales de convivencia y se fomentara las expresiones artísticas de esta población.  En Ciénaga, mientras tanto, pidieron que se capacitara a la fuerza pública y a los funcionarios de la Alcaldía en atención a personas con orientación sexual e identidad de género diversas.

En el Cesar, las personas LGBTI solicitaron un empleo digno y que la gobernación de ese departamento nombrara un coordinador que interactúe con esta población. En Cartagena, se solicitó que se reactivara la Directiva 006 de 2010 que obliga a la Policía Nacional a establecer escenarios de diálogo para mitigar los niveles de violencia que sufre esta población.  Y en Sucre, una de las propuestas consistió en que se brindaran oportunidades de educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*