Histórico acuerdo sobre las víctimas del Conflicto Armado en la Habana

“Con el acto de hoy comienza aparecer el rostro de la paz, la paz es posible, llegó la hora de creer”

Hace minutos el jefe negociador del Gobierno Humberto De La Calle, dio lectura al histórico acuerdo sobre las víctimas del conflicto armado, la Jurisdicción Especial para la Paz y las garantías de No repetición. Este acuerdo se convierte en un hecho trascendental para la finalización del conflicto y el reconocimiento de la responsabilidad de las partes en por los hechos cometidos en el marco del conflicto. “No habrá impunidad”, con énfasis se manifestó el jefe negociador sobre los puntos acordados en el tema de justicia.

En el pronunciamiento se exalta la presencia de las víctimas, los relatos de sus vivencias y las violencias que han sufrido en el conflicto. Se pide a los colombianos que “al evaluar lo pactado, se debe mirar lo convenido como un todo, que garantiza los derechos de las víctimas pero que cierra las puertas a  nuevas víctimas, con las garantías de no repetición esas víctimas que no vendrán; hijos y nietos que no conocerán la guerra”.

El gobierno pondrá las medidas necesarias para reparar las víctimas sin condicionamiento sobre  quien haya causado el daño; de igual manera las FARC se comprometen a la reparación de las víctimas y en general a la reparación integral, dentro de la base de los términos que imponga la Jurisdicción Especial para la Paz.

Por primera vez en el mundo, por convenio entre las partes, se crea una jurisdicción basado en el compromiso de responsabilidad y el cumplimiento de lo pactado. Bajo la directriz que no existe espacio para la impunidad”.

“No se pactó amnistía para delitos internacionales” hemos cumplido con la comunidad internacional para la aplicación de una justicia transicional genuina.

La declaración del jefe negociador del Gobierno, manifiesta entro otros asuntos que:

  1. La dejación de las armas se realizará 60 días después de la firma del acuerdo final.
  2. Es necesario la verdad plena, reparación a las víctimas y la no repetición. Existiendo un marco de condicionalidad sobre el cumplimiento de lo pactado.
  3. Las sentencias en el tribunal para la paz no serán modificadas, existiendo seguridad jurídica para todos los actores combatientes o no combatientes. “No habrá sorpresas futuras”
  4. Habrán penas privativas de la libertad de 12 a 20 años para quienes no reconozcan responsabilidad por los hechos cometidos.
  5. Se impondrán penas de 5 años para quienes reconozcan tardíamente la responsabilidad, antes de la sentencia.
  6. Genocidio, graves crímenes de guerra, tortura, desaparición forzada, violencia sexual, sustracción de menores, reclutamiento de menores y ejecuciones extrajudiciales No son objeto de amnistía, tampoco a delitos comunes. “Solo se hará aplicable a los delitos políticos y conexos”.
  7. Agentes del estado el Estado tendrá un régimen especial simultáneo y equilibrado. No habrá persecución ni venganza, pero tampoco habrá espacio para la impunidad.
  8. La paz debe garantizar las alternativas y discrepancias ideológicas. La participación de las FARC en política es indispensable para el posconflicto.
  9. Se avanza en la subcomisión para la finalización del conflicto y la dejación de armas. Se agradece a los juristas que hicieron posible la consolidación de la JEP.

“En reconocimiento de los derechos de las víctimas, queremos una paz duradera que se consigue situando a las víctimas en el centro”

Corporación Caribe Afirmativo

*Foto tomada de RCN Radio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*