Agresiones a mujeres trans en las cercanías del Estadio Jaime Morón de Cartagena

Desde hace  varios  días personas presuntamente  pertenecientes a las  “barras  bravas” del  Real Cartagena,  atacan a las  mujeres  trans  que  se ubican  en el sector  arrojándoles  piedras, lo que  ha  dejado a dos  de ellas gravemente  heridas en los últimos  días.

Entre los meses de  noviembre  y  diciembre  del corriente,  Caribe  Afirmativo ha conocido  de agresiones sistemáticas  contra mujeres trans en el sector  del  Estadio  Jaime  Morón de la ciudad de  Cartagena  y sus alrededores. Desde hace  varios años, este sector  se ha convertido en un punto de encuentro de mujeres  trans en la ciudad, pero también en un lugar que concentra  múltiples  agresiones a ellas, a pesar de que  es custodiado por un CAI móvil de la  Policía.

El  lunes  7 de diciembre  de 2015, una  mujer trans  se encontraba  a la  entrada del barrio las Gaviotas (contiguo a la unidad deportiva) con  tres  mujeres  trans más, cuando vieron que  un grupo de cuatro personas (dos hombres y  dos mujeres) identificadas con distintivos  del  equipo de  fútbol local se acercaban  hacia ellas,  esto les  generó  temor y decidieron   esconderse  en  un  paraje  cercano. Minutos después, pensando que  se habían alejado,  salieron  del lugar  y caminaron  rumbo al  Estadio y a la altura d e la estación de  gasolina, en la  entrada  del barrio,   se encontraron nuevamente con el grupo  de personas, quienes  de  inmediato y sin mediar palabra  tomaron piedras  de la vía  pública y comenzaron a lanzarlas contra las mujeres trans de manera  deliberada.

Las mujeres salieron corriendo de inmediato rumbo al  barrio Escallón Villa a buscar refugio, sin embargo, una  de ellas  fue   alcanzada por las  piedras que lanzaron,  se desplomó en el  pavimento y  recibió  otro impacto mayor  en el tobillo  de la  pierna  derecha, que  le propicio una fractura de peroné y de la  tibia. Cuando la mujer  herida cayó al  suelo,  los atacantes   continuaron   tirándole  piedras y ella empezó a pedir auxilio, una de las chicas  trans corrió a auxiliarla devolviéndoles las mismas piedras, lo que hizo que los agresores se alejaran del lugar.

20 días  atrás, luego de algunas fiestas en la  ciudad al finalizar  un partido  de  futbol, en el mismo sector,  un grupo de  hinchas que  presuntamente también se hacian llamar  “barras  bravas de Real”    se  acercaron a un grupo de  mujeres  trans que se encontraban en el lugar y les lanzaron piedras, hiriendo en la cabeza a una de ellas.

Según  las  mujeres  trans que  permanecen  en este sector  de la ciudad, estos hechos son recurrentes, lo que  las  ha llevado a  acudir con frecuencia al CAI  móvil de sector pidiendo  protección   especial, pero no han  recibido   ninguna atención  ni  respuesta a  estas  por  parte  de  los agentes; incluso  han reportado en ese CAI las  agresiones  físicas, sin embargo, son rechazadas con expresiones tales como: “ para que están  ahí mariquiando”, “pues no vuelvan y se soluciona el problema”.

Las  dos mujeres  heridas  fueron hospitalizadas  varios días en centros médicos de la  ciudad y  están  en  proceso de recuperación, una  de ellas  de una herida en su cabeza  en  la que le hicieron varios puntos, y la otra de una  fractura de  peroné y la tibia.

Es  históricamente  reconocido este  sector como un lugar   de  encuentro  de mujeres trans en la ciudad  de  Cartagena, pero  lejos  de tener  protección  y garantías  para   el uso y disfrute del espacio público, permanecen  allí con miedo e indican que  cada que  sienten ruidos en el sector  tiene que  subirse a los arboles o  esconderse  en  los  espacios oscuros para blindarse  de una  agresión.

Solicitamos a la  Fiscalía  investigar  de inmediato estos  hechos  violentos y determinar   quienes son los agresores  de las personas  trans en  éste sector de la ciudad. Es urgente que las  autoridades  de la ciudad generen un plan de  atención y protección especial para  las mujeres trans en la  ciudad, particularmente  en los  espacios  públicos,  donde  son  víctimas  permanente de  agresiones y   violencias. A su vez, es indispensable que la Policía asuma con seriedad y contundencia  su compromiso de  protección y   atención a las  personas trans que son un sector poblacional estigmatizado, excluido y  violentado en la ciudad.

Corporación Caribe Afirmativo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*