Crece el subregistro en el Caribe Colombiano: ¿naturalización de las violencias?

El caribe Colombiano, es una de las regiones del país que mayores índices de violencia registra contra personas LGBTI en el país, en los últimos 9 años solo en el Caribe se han registrado 140 muertes violentas, 60 amenazas panfletarias, 82 casos de violencia policial, sin contar los escenarios donde son víctimas de discriminación, exclusión, y violencia física y verbal por parte de particulares, es decir sociedad civil en general.

Pero digamos que esta situación es al menos, en lo que concierne a la opinión de esta humilde investigadora, solo el telón de lo que hay detrás del escenario. Hablar de homicidios, de violencia policial, de amenazas, en materia de hechos solo es posible cuando existen las famosas “pruebas”, que son solo, aquellas denuncias oficiales, que solo unas cuantas personas de la población se atreven a realizar, ante entidades del Estado que aún les falta reconocer y entender que este grupo poblacional tiene derechos, y dejar de lado el protocolo de;

“hay que ayudar porque el tema tiene tanto protagonismo, y es que ahora hay tanta marica suelta, que cantidad de mariquerio, yo estoy pensando en el marido de mi hija y hasta en el tuyo” Funcionaria Pública, Cartagena, 19 de Mayo de 2015.

El 2015  se ha considerado un año violento en comparación con el 2014 para las personas LGBTI, año que aún no termina, y según el Observatorio de Derechos Humanos de las personas LGBTI en el Caribe, la situación va a tender a agravarse.

A pesar de estas reflexiones, sobre el año más violento y la cuestión, aún nos preguntamos ¿qué pasa con esas personas que son violentadas, (ya sea por la policía, por actores armados al margen de la ley, por la misma sociedad civil) que no denuncian, porque sienten o piensan que es algo normal que les pase, porque es natural que las golpeen, porque es natural que atenten contra su dignidad, porque es natural que no tengan derechos ni a dónde acudir para conocerlos y exigirlos?

En este sentido, precisamente este panorama es el que nos hemos encontrado en algunas ciudades del Caribe, donde al parecer el subregistro de casos de violaciones de derechos humanos es latente.

¿Qué por qué no denuncian? Una pregunta que carece de sentido para muchas de las personas que tuvieron y tienen que padecer una y otra vez la violencia, causas y/o cuestiones que no se entraran a discutir en este artículo, lo que si tenemos claro en Caribe Afirmativo con esta situación, es que a pesar  que solo existan cinco (5) denuncias de violencia policial en todo el caribe, o que no existan asesinatos en Cartagena para el presente año, no son supuestos que indiquen que la situación de las personas LGBTI en el Caribe este mejorando. Al contrario es un mensaje que nos mantiene alerta y en constante búsqueda de casos, para que la invisibilidad no vuelva a ser motivo de más violaciones a escondidas que causan igual o peor daño que las que se hacen a la luz pública.

A su vez, extenderla invitación a las personas LGBTI, a que denuncien hechos que atenten contra su dignidad humanos, no es natural que sean violentados constantemente, no es normal creer que no tienen derechos y que son los y las culpables de dichas agresiones, intimidaciones y vulneraciones.

Es por ello que extendemos un mensaje a la ciudadanía en general, especialmente a los lectores de este artículo, si conoce a alguien víctima de algún hecho antes mencionado, es hora de actuar.

¡No más violencia contra las personas LGBTI en Colombia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*