The Economist afirma que el movimiento LGBT sigue creciendo en América Latina

The Economist, abordando el crecimiento del movimiento LGBT en América Latina, realizó un video con una serie de datos muy importantes de lo que está pasando en esta región del continente, donde la resistencia y persistencia de lesbianas, gais, bisexuales y trans ha concentrado sus esfuerzos en alcanzar la igualdad ante la ley de todos y todas. A continuación, abordamos la información presentada en el vídeo:
1999                           La homosexualidad estaba tipificada como delito con pena carcelaria en el 43% de América Latina.

2008                Los países de habla hispana en América Latina y Brasil habían despenalizado la homosexualidad.

2010                Uruguay aprueba el matrimonio entre personas del mismo sexo.

2013                Argentina y Brasil aprueban el matrimonio entre personas del mismo sexo.

2015                           Las Américas compiten con Europa por ser la región más “gayfriendly” en el mundo.

Sin embargo, a pesar de estos cambios importantes, los logros aún son muy irregulares, estando empañados por la violencia contra las personas LGBT en muchas zonas del sur y centro del continente:

2008-2014      El 78 % de los homicidios registrados en el mundo a personas trans y de género diverso fueron realizados en América Latina.

De acuerdo con las investigaciones de Pew Research, el porcentaje de personas que se opone al matrimonio igualitario, aún en países donde está permitido, es muy alto:

Porcentaje de la población que se opone al matrimonio igualitario
Uruguay Argentina Brasil Colombia Perú Ecuador El Salvador
31% 40% 48% 64% 65% 74% 89%

El porcentaje de la población que se opone en El Salvador sirve para contextualizar y contrastar con el resto de América Latina la situación en El Caribe, donde los derechos de las personas LGBT siguen siendo muy vulnerados, teniendo en cuenta datos como:

  • La homosexualidad está castigada en 11 países.
  • En Jamaica, el 82% de la población piensa que la homosexualidad es inmoral.

Retomando un poco los cambios positivos, se puede observar un poco que la coyuntura histórica ha ido de la mano de la desaprobación de la Iglesia católica y cristiana, quienes para Caribe Afirmativo tienen mucho poder para influir a la sociedad civil e inclusive las decisiones de los órganos legislativos y ejecutivos. Sin embargo, muchos de estos cambios han iniciado a partir del poder judicial y sus altas cortes, donde se han tomado decisiones a favor de los derechos de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas, inclusive con respecto a matrimonio, al cual han tomado por su valor civil, dejando de lado lo religioso.

En este mismo orden de ideas, la democratización, posterior a los períodos de conflicto vividos en la mayoría de países durante la segunda mitad del siglo XX, ha producido una serie de constituciones nuevas que acentúan los derechos humanos y, en consonancia, los de las personas LGBT. The Economist también afirma que los nuevos gobiernos de izquierda han incluido la homosexualidad como parte de sus agendas de justicia social, lo que ha ocasionado algunos cambios, a modo de ejemplo mencionan a Cuba, donde solían encarcelar a los homosexuales y ahora las marchas gais son lideradas por Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro; además, este cambio en el país insular ha ido acompañado también de apoyo a las personas trans, puesto que los costos de las cirugías de reasignación sexual han sido asumidos por el Estado.

Adicionalmente, como no es de extrañar en la editorial de The Economist, destacan que el turismo LGBT también ha aumentado en América Latina, donde solo en el año 2014 el gasto de turismo LGBTI llegó a los 25,3 billones de dólares en Brasil, representando la segunda cifra más alta de América y superando por más del doble la de cualquier país europeo, por lo que el dinero de este mercado está detrás de un nuevo modelo de negocios, que incluyen negocios, restaurantes, bares, entre otros.

Concluyendo afirmando que todo este respaldo a los derechos LGBT es mayormente un fenómeno de las clase media urbana y cosmopolita, donde la población joven es más tolerante que sus padres, lo que hace probable que esta actitud siga creciendo.

Posición de Caribe Afirmativo.

Para Caribe Afirmativo es muy importante que se reconozcan todos los avances acontecidos en los últimos años como parte de un proceso iniciado hace mucho tiempo atrás, donde se han concentrado muchos esfuerzos en reivindicar los derechos de las personas LGBTI. Sin embargo, las cifras negativas como la de violencia contra las personas por sus identidades de género y la situación en El Caribe dejan muchas reflexiones con respecto a las rutas que seguir, puesto que evidencian que el camino recorrido aún es muy corto ante lo que falta por avanzar.

Reconociendo las situaciones que actualmente se presentan en El Caribe, hace apenas dos semanas se hizo el Segundo Encuentro de Liderazgos Políticos LGBTI de América Latina y el Caribe, celebrado en Tegucigalpa, Honduras, donde se pusieron en las mesas de trabajo y de discusión todas estas realidades de las lesbianas, gais, bisexuales, trans e intersex en el territorio, buscando construir estrategias, planes y rutas para afrontar todos los retos que aún quedan y superar las dificultades. El lema “construyendo democracia para la igualdad” refleja qué el trabajo debe continuar y las acciones afirmativas no pueden detenerse.

Asimismo, es indispensable que este movimiento que empezó en las clases medias urbanas trascienda todas las clases y también incluya los escenarios rurales, donde hemos podido observar que los derechos de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas aún son desconocidos.

Finalmente, es importante hacer estos exámenes e inclusive observar las percepciones que se tiene por fuera de América Latina, porque nos permiten ver críticamente todo lo que se ha realizado, motivarnos ante los aspectos positivos y persistir en las exigencias de garantías y respeto de los derechos de todos y todas, con especial atención en quienes han sido históricamente discriminados como las personas LGBTI.

 

Anexo.

El artículo de The Economist está disponible en:

The Economist (2015-16-10). Gay rights in America Latina. The Rainbow tide. Disponible en: http://www.economist.com/news/americas/21675515-argentina-brazil-and-uruguay-have-legalised-same-sex-marriage-what-explains-advance-gay-rights

 

Corporación Caribe Afirmativo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*