Estados Unidos declara inconstitucional en todo su territorio la prohibición del matrimonio entre parejas del mismo sexo

¡Todos y todas somos iguales!

Caribe Afirmativo celebra que Estados Unidos a partir de una decisión histórica de la Corte Suprema de Justicia, el máximo Órgano de Control Judicial, haya reconocido la inconstitucionalidad de prohibir el matrimonio entre parejas del mismo sexo (lo que automáticamente obliga a todos los Estados a reconocer el matrimonio igualitario), asumiendo que el matrimonio es un derecho civil de todos los ciudadanos y debe tener protección constitucional.

Se une así este país a la ya veintena de Estados que en la actualidad reconocen el matrimonio igualitario: Holanda, Bélgica, Canadá, España, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina, Dinamarca, Nueva Zelanda, Uruguay, Francia, Luxemburgo, Brasil, Irlanda, Finlandia, Eslovenia, Inglaterra, Gales y Escocia y varios estados de México.

La Corte Suprema de Justicia sustenta su decisión en reconocer que los argumentos sistemáticos de negación del matrimonio a parejas del mismo sexo generan discriminación hacia las personas LGBTI. Ya que el Estado no debe interferir en la libertad de los ciudadanos a constituir una familia diversa.

Es por ello que Caribe Afirmativo felicita al movimiento por el matrimonio igualitario en los Estados Unidos que durante más de diez años luchó, no solo Estado por Estado para conseguir la aprobación del matrimonio, sino de incidir en la Corte Suprema para que esta amparará este derecho en todos los Estados de la Unión.

El presidente Barack Obama, uno de los mandatarios más comprometidos del hemisferio con éstas agendas, luego de conocer la noticia puntualizó: “Todos los americanos son iguales ante la ley, sin importar a quién aman”. Así lo afirmó en su pronunciamiento sobre el fallo a favor de la Corte Suprema desde la Casa Blanca a los medios de comunicación y sociedad en general; el Alto Mandatario de América se mostró satisfecho por el logro de reconocimiento a las personas del mismo sexo que quieran gozar de su derecho a contraer matrimonio, dicho fallo debe acatarse en todos los Estados y es una puerta inquebrantable a la igualdad.

Es una histórica decisión del máximo órgano judicial de los EE.UU a favor de las personas LGBTI, garantizando así como un Derecho Civil el Matrimonio entre parejas del mismo sexo y promocionando un Estado más Igualitario y respetuoso de la Diversidad. Los magistrados decidieron que la enmienda 14 de la Constitución debe aplicarse a todos los Estados ya que se establece el Derecho a la Libertad.

Anthony Kennedy, Juez de la Corte Suprema luego de su votación afirmativa manifestó: “La Decimocuarta Enmienda requiere un Estado de licenciar un matrimonio entre dos personas del mismo sexo y el reconocimiento de un matrimonio entre dos personas del mismo sexo cuando su matrimonio fue legalmente autorizado y realizado fuera de Estado“.

Este avance significativo en los Estados Unidos es una oportunidad, para el impulso de las agendas del Matrimonio Igualitario en la región, pues si bien es una decisión soberana de los Estados, los argumentos de derechos, constitucionales a favor de la dignidad y libertad, convocan reflexiones en derecho para la garantía plena a ciudadanos gais, lesbianas, bisexuales, personas trans e intersex, como la siguiente sentencia:

“Ningún sindicato es más profundo que el matrimonio, ya que encarna los más altos ideales de amor, la fidelidad, dedicación, sacrificio, y la familia. En la formación de una unión matrimonial, dos personas se convierten en algo más grande que una vez estaban. Como algunos de los peticionarios en estos casos demuestran, el matrimonio representa un amor que puede soportar incluso la muerte pasado. Sería malinterpretar estos hombres y mujeres que decir que la falta de respeto la idea del matrimonio. Su motivo es que ellos lo respetan, lo respetan tan profundamente que tratan de encontrar su cumplimiento por sí mismos. Su esperanza no debe ser condenada a vivir en soledad, excluidos de una de las instituciones más antiguas de la civilización. Piden igual dignidad a los ojos de la ley. La Constitución les otorga ese derecho.” Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos.

Caribe Afirmativo hace un llamado al Estado Colombiano a tomar como ejemplo este avance constitucional de los Estados Unidos, y desentrabar la confusión que se generó en el país luego de la sentencia C-577 de 2011, que si bien reconoció que el matrimonio era un derecho que asistía a las parejas del mismo sexo, era responsabilidad del Congreso legislar al respecto y dio un plazo máximo al Congreso de dos años para responder a esto, situación que no fue resuelta. Superar este vacío jurídico y de derecho, nos permitiría reconocer el Matrimonio Igualitario en Colombia que derrumbaría las brechas de la desigualdad que viven las parejas del mismo sexo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*