Sevicia en homicidios a personas LGBTI

Una variable que persiste

Los crímenes contra las personas LGBTI están cargados de sevicia, esta se refleja en actos violentos sobre la humanidad de la persona y se define de la siguiente manera:

…La sevicia consiste en los malos tratamientos realizados con crueldad y espíritu de hacer sufrir. Se requieren, pues, dos elementos: uno físico, los malos tratos; otro psicológico, la intención despiadada de hacer daño…

GARRONE, José A.,
Diccionario Jurídico, Tomo IV, Ed. Lexis Nexis,
Buenos Aires, 2005, p. 397

Los actos de sevicia persisten en los delitos por homicidio hacia personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales, se ven reflejados en ataques repetitivos con arma blanca en el pecho, espalda y cuello, golpes contundentes en cabeza, múltiples impactos de balas, cuerpos con posiciones sexuadas y desnudez de la víctima, violencia sexual, rastros de asfixia y amordazamientos. En la mayoría de casos hay imposibilidad fáctica para determinar el sujeto activo de la conducta delictiva, que se reflejan en expedientes de investigación cerrados e impunidad.

Yessica, mujer trans trabajadora sexual de aproximadamente 25 años de edad, fue arrojada de un taxi hacia el pavimento a la altura donde la avenida Murillo se encuentra con el sector de mercado Gran Abastos (municipio de Soledad, Atlántico) el 28 de septiembre de 2013; allí fue recogida por algunos transeúntes quienes al ver que tenía múltiples heridas con arma blanca en su pecho, abdomen y cabeza, acudieron al servicio hospitalario para que le brindaran atención. Fue conducida primero al hospital local Juan Domingo Romero de Soledad y luego hasta la clínica Campbell de la ciudad de Barranquilla donde murió horas después.

Este caso recogido por el observatorio de derechos humanos de Caribe afirmativo, ejemplariza las actuaciones descritas como “sevicia” múltiples heridas con arma blanca en lugares como la médula ósea, pecho y abdomen, a la ves en la cara y cuello, que da muestra de la desproporcionalidad en el ataque y la intención de hacer sufrir.

Al ser identificado este patrón, se ha visto la necesidad de implementar por parte de la fiscalía General de la Nación protocolos de investigación que determinen si la razón del ataque tiene que ver con la orientación sexual e identidad de género de las personas, o en su defecto se trata de crímenes con móviles diferentes.

También, Con el fin de materializar la justicia, verdad y reparación a las víctimas en las investigaciones se pretende para su efectividad la separación de los prejuicios hacías las personas LGBTI, en aras garantizar los principios antes mencionados, para lo cual se necesita la identificación de los mismos. Ejemplo: si es mujer trans o gay está infectado con VIH, o si es Trans, ejerce la prostitución. Que el ataque se dio en respuesta a una conducta de acoso por parte de la víctima o se trata de un crimen pasional. Todos los prejuicios nombrados vician la investigación pues crean preconcepciones del sujeto que pueden estar alejadas de la realidad.

Es necesario se implemente efectivamente la priorización de casos a nivel local, departamental y nacional en las investigaciones, como también en el trabajo de campo es primordial que los fiscales encargados de la acción penal osea la investigación del hecho que se reviste como delito y en la cual también participan los investigadores o CTI y receptores de denuncia, sean capacitados en conceptos sobre sexualidad, orientación sexual e identidad de género diversas y así reconozcan los estereotipos asociados a creencias populares negativas en torno a las personas LGBTI.

Primordial se trabaje con idoneidad temporal en la investigación, es decir que las acciones desplegadas u actos urgentes sean oportunos para que no desaparezcan los vestigios de la prueba, se reduzcan las denuncias de organizaciones de derechos humanos y actores civiles por la impunidad, se motive y de confianza en la institución para fomentar en la población afectada las denuncias; debido a la invisibilización de estos hechos por parte de las víctimas y sus familias por miedo a la revictimización o la propia naturalización de la violencia que por ser recriminados por su orientación sexual o identidad de género los cuales asumen que son merecedores de ser violentados, es así como se requiere la inclusión de actividades en los planes de trabajo de estos funcionarios que evalúen la asociación de casos asimiles para un conocimiento conjunto del contexto en que ocurren los delitos de homicidio hacia la población de lesbianas, gay bisexuales, transexuales e intersexuales.

Eliecer Sierra Torres.
Abogado.
Corporación Caribe Afirmativo.

Una respuesta — “Sevicia en homicidios a personas LGBTI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*