Espacios para el empoderamiento de personas LGBTI en el Caribe

La injusticia hecha a uno sólo es una amenaza dirigida a todos.

Yo soy una mujer lesbiana y afro de la región antioqueña y usted no se imagina todo lo que he sufrido, lo que me hicieron (…) yo era maestra y tenía además una fundación para mujeres lesbianas, hasta que un día los urabeños, por allá en el 2012 entraron a mi casa, me violaron y me quemaron varias partes del cuerpo, todo disque porque yo estaba pervirtiendo a las mujeres (…), como yo no me quedé callada y denuncié, regresaron, pero esta vez violaron a mi hija y quedó embarazada, ella no quería tener el bebé pero la obligaron, quemaron mi casa, amenazaron a mi pareja y a mí me tocó huir (…) Aunque yo les dije que la Unidad de Víctimas no aceptó mi declaración, no me creyeron y tuve que ir a varias sedes para que al final pudieran incluirme. Hoy, vivo como en una cárcel, me dictaron medida de protección y no puedo ni salir… Yo ya estoy resignada a morir, a que cualquier día amaneceré muerta.

Relato de mujer lesbiana, víctima del conflicto armado.

El anterior relato, es uno de los tantos que ilustra lo difícil que es ser gay, lesbiana, bisexual o trans en el contexto colombiano: la discriminación social e institucional (y en ocasiones, de la familia), la naturalización de la violencia, la reproducción de prejuicios, entre otros, dan cuenta que nuestra sociedad no es realmente incluyente y no está preparada para la diversidad.

Ahora bien, esta situación se complejiza cuando entendemos que el conflicto armado ha dejado una deuda, difícil de cuantificar en términos de víctimas y daños con personas de orientación sexual e identidad de género diversa; las cuales se extienden desde las crecientes presiones por ocultar su orientación, hasta aquellas dirigidas a “sanciona” o “castigar” aquellas con expresión de género contrarios a lo que “su naturaleza” indica. Lo anterior, sumado a la invisibilidad en estos temas, ha llevado a que las diferentes organizaciones de derechos humanos, entre ellas Caribe Afirmativo, en asociación con el Centro Internacional para la Justicia Transicional, desarrollen espacios, como los talleres de “Tejiendo Memoria” que han permitido develar muchas de las afectaciones más frecuentes de las personas LGBTI.

Algunas de las conclusiones más importantes que se pudieron obtener y que hacen parte de ese esfuerzo por empoderarnos –hayamos o no padecido de alguna de estas acciones– son:

  • Existe una simultaneidad de vulneraciones de derechos, que involucran los daños a la integridad física, a lo emocional y en el plano simbólico
  • Las zonas rurales y los territorios que se encuentran en la periferia de las ciudades, suelen ser epicentros de violencias hacia personas con orientación sexual e identidad de género diversa.
  • Las personas trans suelen ser las personas más afectadas por el conflicto y la violencia social y policial, requiriendo entonces una atención especial por parte de la institucionalidad para la protección y salvaguardia de sus derechos.
  • La ocurrencia de los hechos, suele estar precedida de “advertencias” en forma de panfletos amenazantes. Esto es preocupante, ya que suelen provenir de bandas criminales o grupos armados al margen de la ley, los cuales, bajo procedimientos de “limpieza social” suelen atacar principalmente a personas LGBTI.
  • El componente cultural en la costa caribe, suele ser utilizado en innumerables ocasiones para “legitimar” y “naturalizar” los actos violentos, las expresiones discriminatorias y deshumanizantes hacia personas con orientación sexual diversa.

Según esto, surge otro interrogante ¿Por qué empoderarnos y qué significa que la ciudadanía LGBTI esté empoderada? Supone que seremos menos vulnerables a los abusos/vicios de los representantes del Estado, promoverá la denuncia ante la vulneración de derechos y será un efecto multiplicador para el posicionamiento de temas en la agenda pública.

Reconociendo que Caribe somos todos y que ciudadanos somos todos, dar pasos contundentes que redunden en la mejora de la calidad de vida de las personas LGBTI, es fundamental. Por ello y a fin de comprometernos en la defensa de los derechos de las personas con orientación sexual diversa, Caribe Afirmativo lanza el programa de asesorías jurídicas gratuitas, las cuales estarán dirigidas a todas aquellas personas que deseen denunciar abusos de autoridad, vulneración de sus derechos por motivos de su orientación sexual o tengan inquietudes para la formalización de sus uniones,  acceso al sistema de salud, etc. Asimismo y considerando que somos un cuerpo unido, que ha sido golpeado de muchas formas, pero que cada día se dispone a conquistar lo que se nos ha quitado, hemos abierto un espacio, una escuela de liderazgo para personas LGBTI en Barranquilla y Cartagena, cada 15 días para empoderarnos en derechos humanos, conocer la situación de nuestra población en el conflicto armado y prepararnos para las elecciones. ¡Anímate y participa!

Mayores informes

Asesorías jurídicas

Barranquilla. Todos los martes en la CRA 45 # 32-34 Of. 2D Edificio Kelly Elena – Fundarvi de 8:00 a.m. – 5:30 p.m.. El resto de los días requieren cita previa para la confirmación del lugar.

  • Soledad: Tercer jueves del mes.
  • Cartagena: Último jueves del mes.

judidica@caribeafirmativo.lgbt

Escuela de liderazgo para personas LGBTI

  • Lanzamiento en Barranquilla: jueves 16 de Abril de 2015 (cada 15 días) a las 6:30 p.m. en la CRA 45 # 32-34 Of. 2D Edificio Kelly Elena – Fundarvi. investigacion@caribeafirmativo.lgbt o (5)3116810.
  • Lanzamiento en Cartagena: viernes 24 de Abril de 2015 (cada 15 días) a las 4:00 p.m. en la Universidad de Cartagena, sede Centro aula 307. trabajosocial@caribeafirmativo.lgbt o (5)3116810.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*