Panfleto amenaza a personas LGBTI en Sincelejo

Quinto panfleto de amenazas directas a personas LGBTI desde 2014 conocido por  Caribe Afirmativo en el departamento de Sucre.

El pasado jueves 19 de marzo de 2015 en el municipio de Sincelejo, circuló un panfleto firmado por un grupo que se hace llamar: “Exparamilitares por la Paz” que advertía una amenaza directa a personas LGBTI (“maricas”).

El documento amenazante, que llegó de forma directa a las sedes de organizaciones sociales en estas ciudades, advierte que apareció en el barrio Villa Juana de la capital sucreña, exige una cuota de 30 mil pesos a los comerciantes del sector y anuncia una limpieza social en esa comunidad. La exigencia y el anuncio lo hace un supuesto nuevo grupo armado denominado Exmipaz, que por medio del panfleto dice haberse organizado para recuperar la tranquilidad, armonía y convivencia en la región.

Al mismo tiempo, en el documento firmado por “ex militares por la paz, la supuesta organización dice que dará de baja a quien estén en contra de sus objetivos, como son ‘rateros’, ‘maricas’, ‘violadores’, ‘usureros’, ‘chismosas’ y “sapos’“.

Estos panfletos, se unen a treinta y cinco (35) documentos amenazantes más, que Caribe Afirmativo ha conocido en los últimos años: en 2012, verificamos la existencia de doce (12) de estas amenazas directas a personas LGBTI, en 2013 trece (13) panfletos dirigidos directamente a gays, lesbianas, bisexuales y trans y en 2014 seis (6) más, en el último año es el quinto que circula en éste departamento: en 2014: uno en el municipio de Chalan, Sucre que generó el desplazamiento forzado de cinco (5) personas  LGBTI; otro que circuló en Sincelejo en febrero de éste mismo año y uno más que circuló  los primeros días del año 2013 uno más en  Sincelejo, y en septiembre de ese año uno Corozal, que de igual manera propició un  desplazamiento de líderes LGBTI ante un ataque efectuado una semana despues de la circulación del panfleto.

Desde Caribe Afirmativo nuevamente instamos a las autoridades locales y regionales activar mecanismos de prevención y  garantía de derechos hacia las personas LGBTI, promover campañas ciudadanas para el respeto a su orientación sexual e identidad de género, a la Unidad de Protección UNP a generar estrategias de protección especial a este grupo poblacional que no ponga en mayor riesgo su  integridad personal y a la Fiscalía a avanzar con celeridad en la investigación y judicialización de cada uno de estos casos, pues esta modalidad  que viene en crecimiento es el segundo flagelo luego de las muertes violentas que afecta más a las personas lesbianas, gays, bisexuales y trans en la región.

p5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*