Haciendo memoria de la Violencia que afecta a las personas trans en el Caribe

45 homicidios, 19 casos de abuso policial, y 4 ataques de actores ilegales en el Caribe contra las mujeres trans, llaman la atención sobre la urgencia de garantizar derechos a las identidades de género diversas.

En el Caribe Colombiano existe un alto índice de violencias y presiones sociales a las que se ven sometidas las Mujeres Trans, ellas sufren una triple estigmatización: por el hecho de ser mujeres, por ser trans, y muchas de ellas por su pertenencia a grupos étnico-raciales que son históricamente discriminados, esto sumado en algunos casos a situaciones de extrema pobreza, lo cual funciona como un mecanismo de aislamiento y de desconocimiento de sus derechos al construir su identidad de género.

Todo lo anterior sitúa a las mujeres trans en una posición de especial vulnerabilidad, convirtiéndose así, en una población en riesgo de exclusión social en el Caribe Colombiano, pues su vida en la región se desarrolla en la mayoría de los casos en espacios periféricos y marginales en los que de manera constate están expuestas a agresiones físicas y verbales de sus clientes (cuando son trabajadoras sexuales o peluqueras), transeúntes y hasta miembros de las fuerzas militares, quienes las conciben socialmente como generadoras de violencia, su trabajo se asocia a la delincuencia y como tal, la persecución se hace de manera constante y es legitimada y promovida por la sociedad.

En lo que va del año, en el Caribe Colombiano han muerto violentamente seis mujeres trans[1]: una en Cartagena, otra en Soledad (Atlántico), una en Barranquilla y una mas en Malambo y dos en Sucre, sumadas a las 39 documentadas por nuestro Observatorio de 2007 a 2014, suman 45 mujeres trans víctimas de homicidio en contextos prejuiciosos o transfóbicos, que representan el 47% de los casos, pues de 107 muertes violentas ocurridas en este periodo hacia la población LGBT en la región 25 de ellas son mujeres trans.

Estos casos se han cometido en su mayoría, en el espacio público, 41 de los 45 casos, bien sea en lugares de encuentro o en espacios de trabajo cuando se trata de mujeres trans trabajadoras sexuales; y en todas las muertes hay una característica sistemática de impunidad (ninguna investigación adelantada) y una alta carga social de revictimización y de justificación de las muertes de las mujeres trans (por periódicos y redes sociales), relacionándolas con las prácticas violentas. El Atlántico es el departamento que mas homicidios presenta con 25 casos; el 60% de las muertes, seguido por Guajira, Sucre, Bolívar y Cesar, ambos con 3 casos por departamento; y Córdoba y Magdalena que presentan uno solo documentado en éste tiempo.

En el periodo 2007 a 2010, documentamos el caso de una mujer trans agredida fisicamente por actores al margen de la ley, en 2011, logramos documentar 8 casos en toda la región en 2012, 9, en 2013, 6 y en lo que va de 2014 llevamos 5 casos todos relacionados con las bandas criminales; cuya mayor ocurrencia es el ara metropolitana de Barranquilla con tres casos, seguido por Cartagena y Sincelejo por un caso cada una.

 


 

[1] Según los casos conocidos y documentados por Caribe Afirmativo en sus Informes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*