Muere mujer trans en Cartagena luego de practicarse una cirugía artesanal

Es el tercer (3) caso que se presenta en la ciudad en los últimos dos años. En total desde 2013 se han presentado ocho (8) en el Caribe Colombiano.

Caribe Afirmativo, lamenta la muerte de nuestra compañera trans Luisa Tozcano, quien en las últimas horas perdió la vida a causa de un paro cardio respiratorio en la clínica Higea de ésta misma ciudad, ayer lunes 03 de noviembre de 2014.

El pasado 30 de octubre de 2014, Luisa, había acudido a un SPA, que de firma irregular ofrece en la ciudad tratamientos a mujeres trans para intervenir su cuerpo. Era ya la tercera ocasión en lo corrido del año que Luisa acudía a éste servicio para aumentar sus glúteos y que consistía en inyectarle silicona líquida, (siete litros en ésta ocasión) que acrecentaría su volumen, ese día en horas de la mañana asistió a ésta cita y en menos de tres horas ya estaba dada de alta sin ningún proceso previo ni post del tratamiento al que se sometió. Ella desde el viernes 31 de octubre comenzó a sentir malestar de salud en su cuerpo, que la fueron paralizando hasta impedir su movilidad, lo que hizo que sus compañeras trans la condujeran en primer lugar a la Clínica Madre Bernarda y de allí luego fue trasladada hacia el centro médico al que llegó en estado crítico, con una infección severa en todo su cuerpo que termino con un desenlace fatal el día de ayer.

Luisa, apenas contaba con veinte (20) años de edad, estilista de profesión; y recientemente había participado en un concurso de talento de mujeres trans donde quedó en segundo lugar. Ella era originaria del municipio de Pajonal en Córdoba y vivía hace varios años en el barrio el Recreo de Cartagena.

La muerte de Luisa, es la tercera (3) de este estilo en Cartagena en los últimos dos años. Entre 2012 y 2013 dos mujeres trans murieron en la ciudad en centros médicos, luego de ser remitidas por fuertes dolores corporales luego de acudir a centros ilegales de la ciudad que ofrecen éste tipo de tratamientos. Para el mismo periodo cuatro (4) casos similares se presentaron en Barranquilla y uno más en la ciudad de Santa Marta.

Llama la atención la urgente necesidad de que en la región existan políticas de salud pública que atiendan las transformaciones corporales de las mujeres y los hombres trans, para que no se vean involucradxs en rutas ilegales, ante el afán de que su cuerpo se acerque a su identidad de género. Pues el reconocimiento que el Estado Colombiano ha hecho reiteradamente desde la Corte Constitucional, de reconocer derechos a las personas trans, pasa porque el mismo Estado cuente con los servicios necesarios de orientación, atención y prevención en los procesos de transformación corporal, medicación, tratamientos hormonales y construcción o deconstrucción de su identidad.

De la misma manera desde Caribe Afirmativo, hacemos un llamado a la Fiscalía y la Policía Judicial que sin criminalizar el derecho legitimo de las personas trans a la transformación de sus cuerpos, persiga, desmantele y judicialice a personas y entidades que aprovechándose de la necesidad de mujeres y hombres trans y del abandono del Estado ofrece tratamientos artesanales, con procedimientos e instrumentos no adecuados poniendo en riesgo sus vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*