Con sentencia, Corte Constitucional llama la atención a la Policía Metropolitana de Barranquilla sobre trato protección que deben dar a personas LGBTI en el uso y disfrute del Espacio público

La ciudad de Barranquilla y su área Metropolitana son el segundo lugar en Colombia donde se presentan mas agresiones por parte de miembros de la Policía a personas LGBTI, además, el Manual de Convivencia del Atlántico, considera la orientación sexual no heterosexual y las identidades de género un problema que debe ser auto regulado.

En sentencia conocida el pasado jueves 10 de julio de 2014, la Corte Constitucional exhortó a la Policía Nacional para que no retire de escenarios públicos a parejas homosexuales que se expresen afecto de manera mesurada; en concreto, el fallo de tutela, la Corporación solicitó a la Policía Metropolitana de Barranquilla para que se abstenga de retirar de los alrededores del coliseo cubierto de la ciudad a estas parejas que se reúnen y hacen manifestaciones públicas de afecto. La Corte, con ponencia del magistrado Gabriel Eduardo Mendoza, estimó que la Policía sí puede interferir cuando ya se trata de comportamientos claramente sexuales, sin importar la orientación sexual de la pareja, si se sobrepasan los límites de decoro y decencia.

“Si bien las personas con una orientación sexual diversa gozan de una protección acentuada por cuanto fácilmente pueden ver menguados sus derechos, lo cierto es que el Estado goza de una facultad legítima de interferir en el disfrute de tales derechos y, en ese sentido, puede restringirlos en tanto que sus expresiones degeneren en extralimitaciones o abusos que evidentemente atenten contra la convivencia y la organización social”, agregó.

La Corte constitucional llega a éste fallo, luego de estudiar la denuncia de tutela presentada por un joven gay de Barranquilla, quien denunció haber sido maltratado y agredido por policías adscritos a la Metropolitana de Barranquilla. Prohibiendo realizar manifestaciones públicas de cariño con su pareja y prohibiéndole a futuro, transitar libremente por los alrededores del coliseo cubierto de la ciudad de Barranquilla, decisión tomada, según los uniformados por la orientación sexual de la víctima.

Hasta el 31 de julio de 2014, Caribe Afirmativo, ha conocido de cuatro(4) casos de abuso por parte de la Policía y retiro del espacio público a personas LGBTI por manifestaciones de afecto: el dos (2) de febrero en el parque Suri Salcedo una pareja de hombres gay, fue retirada por dos uniformados por ir tomados de la mano; el tres (3) de marzo y el doce (12) de mayo paso algo similar en la calle 70 con 46 y en el parque de la Asunción y el pasado veinte (20) de junio a dos mujeres lesbianas que tenían expresiones de afecto en cercanías al centro comercial Buenavista. Sumado a esto en 2013, Caribe Afirmativo reportó cinco (5) casos de agresión por parte de políticas en ésta ciudad a personas gays y trans ; que se suman a los veinte (20) documentados de 2007 a 2012; haciendo de la Policía Metropolitana de Barranquilla, el segundo comando con mayores agresiones a personas LGBTI del Caribe después de la Metropolitana de Cartagena.

Ya en 2012 ante un derecho de petición; el Comandante de la Policía Metropolitana, el General Segura, sostenía que “…era su deber no permitir esas conductas desviada en la ciudadanía”…, situación que termina validando de forma errónea la conducta de los policiales, implicados en Barranquilla en una sistemática persecución hacia las personas LGBTI que ha pasado por golpizas, tratos inhumanos y degradantes y negación de sus derechos. Situaciones que han sido denunciados por Caribe Afirmativo a la Procuraduría General de la nación, pues, en lo que respecta a los abusos por parte de la fuerza pública, nos preocupa la falta de apropiación por parte de la Policía, de la especial atención que se debe brindar a los ciudadanos en alto estado de vulnerabilidad como muchas personas de éste sector poblacional y en concreto, la inaplicación y falta de estrategias para la implementación de la directiva 006 de 2010 (compromiso institucional de protección a las personas LGBTI), que según sus reportes, no pasan de capacitaciones y mesas técnicas, sin un plan de trabajo, ni informes que den cuenta, cuatro años después, la efectividad de éste tipo de medidas y la reducción de la violencia policial.

Caribe Afirmativo, espera no solo el acatamiento de ésta sentencia por parte de toda la Policía Nacional y en especial de la Metropolitana de Barranquilla, sino además que se generen acciones de especial protección y de sanción ejemplar a conductas de miembros de la institución que ponen en riesgo los derechos de las personas de éste grupo poblacional, de la misma manera exigimos que la Asamblea del Atlántico, avance con celeridad a modificar el Manual de convivencia Ciudadana del departamento que promueve acciones excluyentes y violatorias hacia las personas LGBTI y que la Procuraduría asuma su poder preferente para investigar y sancionar de inmediato conductas policiales en contravía de los derechos de personas por su orientación sexual o identidad de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*